El Gobierno vasco rehace el programa educativo 'Herenegun!' para dar voz a más víctimas de ETA

Jonan Fernández, de espaldas, en una reunión del Cosejo de Víctimas de Vitoria. /Igor Aizpuru
Jonan Fernández, de espaldas, en una reunión del Cosejo de Víctimas de Vitoria. / Igor Aizpuru

Los vídeos incluirán testimonios de las fuerzas de seguridad y darán valor al nacimiento de asociaciones de afectados por el terrorismo

IVÁN ORIO | LORENA GILBilbao

Cuatro meses después de verse obligado a retirarlo por el aluvión de críticas de los colectivos de víctimas de ETA y de todos los partidos del arco parlamentario, excepto del PNV, el Gobierno vasco ha remodelado en profundidad el programa educativo 'Herenegun!' tras concluir el diálogo con las entidades que han realizado aportaciones a la unidad didáctica original. Hay cambios de calado, de hecho los materiales han sido reelaborados en muchos detalles, pero hay dos elementos que revelan que la experiencia nació coja y que necesitaba una reorientación, sobre todo en lo referente a los documentales que servirán de soporte para impartir estas enseñanzas en la asignatura de Historia: en el nuevo 'Herenegun!' los alumnos escucharán y verán los testimonios de más personas damnificadas por la violencia etarra y se suprimirán las declaraciones que sugieran «teorías de legitimación del terrorismo».

La experiencia piloto, que se pondrá en marcha el próximo curso, está dirigida a estudiantes de cuarto de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y de segundo de Bachillerato y los vídeos constituyen el principal eje de formación. Fueron precisamente estos vídeos en su versión inicial, extraídos de la serie de EiTB 'Las huellas perdidas', los que más polémica generaron. Dos de ellos se centraban en la represión franquista. No figuraban los colectivos de víctimas, pese el trabajo que desempeñaron a favor de su reconocimiento y visibilización. Tampoco aparecían miembros de los Cuerpos y las Fuerzas de Seguridad del Estado, los más castigados por ETA; ni empresarios, que sufrieron la extorsión. Los reproches al programa obligaron incluso al lehendakari a publicar una carta en las redes sociales en la que reclamaba «consideración» para los autores de la unidad didáctica y llamaba a hacer aportaciones.

La Secretaría General de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación, dirigida por Jonan Fernández, modificará sustancialmente la edición de los documentales para que los jóvenes también oigan a policías, guardias civiles y a sus familiares y a empresarios a los que se les exigía el mal llamado 'impuesto revolucionario'. También se prevé incluir el testimonio de alguna víctima más de abusos policiales. Pero, según ha podido saber este periódico, habrá asimismo importantes retoques en la contextualización de diversos fenómenos que en el plan presentado públicamente hace ya siete meses podían llevar a la confusión o a una interpretación errónea de las casi cinco décadas de atentados y secuestros de ETA. Por ejemplo, el capítulo dedicado a la central nuclear de Lemóniz, objetivo constante de los terroristas. La idea es que en los documentales quede claro que la banda manipuló en beneficio propio la causa ecologista para justificar sus acciones armadas.

Izquierda abertzale

El Gobierno vasco baraja también la posible eliminación de la parte audiovisual que se dedicaba a los estragos generados por la heroína en Euskadi en la década de los ochenta que sirvieron de 'coartada' a los activistas para algunos de sus atentados. Las declaraciones sobre torturas a etarras detenidos saldrán en los vídeos, pero no se incidirá en ellas por encima de otras cuestiones históricas. Además, y ésta era una de las reivindicaciones de los colectivos de víctimas, los documentales que los profesores mostrarán a sus alumnos pondrán en valor el nacimiento de asociaciones surgidas para dar visibilidad a los damnificados por la violencia etarra. Algunas aportaciones habían pedido que desaparecieran las opiniones de dirigentes de la izquierda abertzale, pero éstas se mantendrán porque ostentan representación parlamentaria y todos los partidos tendrán voz en la unidad didáctica.

El Consejo Vasco de Participación de las Víctimas del Terrorismo ha sido convocado el próximo viernes 7 de junio y la profunda reforma de 'Herenegun!' está incluida en el orden del día. Será en ese foro donde Jonan Fernández explicará algo más al detalle a sus interlocutores los cambios que su departamento tiene previsto incluir en el programa. Porque, una vez los materiales hayan sido reelaborados, «se desarrollará sin exposición pública hasta que pueda presentarse su evaluación». La experiencia piloto empezará a impartirse en ocho centros públicos y concertados de los tres territorios. Cuatro de ellos ya han participado en el programa Adi-adian, que permite llevar a las aulas los testimonios de las víctimas.