Los gobiernos central y vasco reclaman a Galdakao que cierre la exposición de Bienzobas

Amaya Fernández, Alfonso Alonso y Raquel González muestran los paneles frente a la casa de cultura de Torrezabal. /Jordi Alemany
Amaya Fernández, Alfonso Alonso y Raquel González muestran los paneles frente a la casa de cultura de Torrezabal. / Jordi Alemany

El presidente de Eudel, Gorka Urtaran, defiende al Consistorio de EHBildu porque la muestra «no va contra nadie», pero pide citar que el autor es etarra

Koldo Domínguez
KOLDO DOMÍNGUEZ

Los gobiernos central y vasco se sumaron este martes a las asociaciones de víctimas en su petición al Ayuntamiento de Galdakao para que clausure la exposición inaugurada el lunes en la casa de cultura municipal de Torrezabal con obras del preso de ETA Jon Bienzobas. Once días después de que se anunciara esta muestra, ambos ejecutivos señalaban al Consistorio de la localidad vizcaína, gobernado por EH Bildu en coalición con Elkarrekin Podemos y grupos independientes, como responsable de apoyar una actividad que, «siendo legal», supone un paso atrás en la labor de «deslegitimación» del terrorismo de ETA.

También la secretaria general del PSE, Idoia Mendia, criticó con dureza a los responsables municipales y reclamó la clausura inmediata de la muestra. «Es una vergüenza que se facilite a un terrorista medios para hacer una exposición», reflexionó la líder socialista, que de este manera se unía a la petición del PP vasco, que el lunes ya denunció con una concentración en Galdakao que la exhibición de obras de un etarra «enaltece el terrorismo y humilla a las víctimas».

El Gobierno vasco fue el primero en alzar este martes la voz contra el Consistorio de Galdakao, que ha cedido el uso de una instalación pública para la organización de esta muestra. Josu Erkoreka se refirió a la «cobertura pública» que las autoridades locales están dando a un terrorista condenado por asesinato. Según el Ayuntamiento, la exposición está organizada por un grupo de vecinos del pueblo amigos de Bienzobas y cumple con todos los requisitos legales.

En ese sentido, Erkoreka puntualizó que no se trata de una cuestión de legalidad -la Audiencia Nacional ya ha rechazado una petición de Covite para prohibirla-, sino de «cercanía y sensibilidad» con las víctimas. «Lo que se opone a esta exposición no es un imperativo legal. Esta actividad no está prohibida por la ley. Es un imperativo ético y humano, vinculado a la sensibilidad que merecen y demandan las víctimas», aseguró.

Bienzobas, según el Gobierno vasco, tiene «derecho a la expresión artística» de su obra. Pero es necesario «poner un límite y cuestionar» el apoyo que se da desde un Ayuntamiento, en este caso el de Galdakao, a la exhibición de esos trabajos, sobre todo en un momento en el que las instituciones públicas propugnan una «lectura crítica del pasado» violento vivido en Euskadi. «Ese esfuerzo es incompatible con la trivialización, banalización y relativización del daño injusto causado por la actividad terrorista», argumentó Erkoreka.

Las frases

Josu Erkoreka - Portavoz del Gobierno vasco:
«No es una cuestión legal sino ética y humana, vinculada a la sensibilidad que merecen las víctimas»
Jesús Loza - Delegado del Gobierno en Euskadi:
«Por respeto a las víctimas y por la deslegitimación del terrorismo, la muestra debe clausurarse»

La memoria

El delegado del Gobierno en Euskadi, Jesús Loza, empleó similares argumentos para exigir a Galdakao el cierre de la muestra. Apuntó al «respeto a la memoria de las víctimas» y al «compromiso que hemos adquirido en profundizar en la deslegitimación ética, social y política del terrorismo» como razones para dar marcha atrás y suspenderla.

Quien se desmarcó de estas posiciones fue el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran (PNV). En una entrevista en ETB-1, el también presidente de Eudel defendió la actuación del Ayuntamiento de Galdakao y, pese a la postura marcada por el Gobierno vasco (PNV y PSE), no pidió la clausura. «La muestra no va contra nadie, no vulnera los derechos humanos y es totalmente legal», afirmó Urtaran, quien añadió sin embargo que, «en nombre de la humanidad», debe «respetar a las víctimas» y abordar su contexto «diciendo quién es el autor y su historia». Es decir, sólo reclamó que los organizadores incluyan en el cartel anunciador de la colección -ahora no lo cita- que Bienzobas fue miembro de ETA.

Desde EH Bildu, la cabeza de lista el 10-N por Gipuzkoa, Mertxe Aizpurua, dijo este martes «no entender cómo una exposición de cuadros se convierte en un ataque a las víctimas». «Hay gente que quiere volver al pasado y no mirar al futuro», aseguró.

Si el Ayuntamiento de Galdakao no da marcha atrás, la exposición 'Desde la ventana de mi celda' permanecerá abierta hasta el 18 de octubre. La Audiencia Nacional ha avalado la legalidad de la muestra al entender que no constituye un acto de humillación y desprecio a las víctimas. En el auto que desestima la petición de Covite de cancelar la actividad, el juez sí solicita a los cuerpos policiales que hagan un seguimiento del evento para «evitar» que en los próximos días se convierta en un acto de «enaltecimiento» del terrorismo.

Hay que «juzgar la obra, no al autor», dice Podemos

Eh Bildu logró el pasado mes de mayo la Alcaldía de Galdakao gracias a un acuerdo a cuatro bandas con dos grupos independientes y Elkarrekin Podemos, que dirige la concejalía de Empleo. Los morados, por lo tanto, son clave en la gobernabilidad en el municipio. Ayer, la dirección regional del partido respaldó la decisión del Consistorio de mantener abierta la exposición de obras de Jon Bienzobas, alias 'Karaka'. «No consideramos que ceder un espacio para unas obras de arte de esta persona sea una acción inadecuada por parte del Ayuntamiento», aseguraron fuentes de la formación. Desde Podemos respetan la petición del Gobierno vasco de retirar la muestra «si considera que se daña a las víctimas», pero creen que a quien hay que juzgar es a «la obra, no su autor». «Galdakao no es el primer Ayuntamiento que expone algo parecido», defendieron portavoces del partido.