Final feliz en el rescate de las tres espeleólogas catalanas atrapadas en Coventosa, Cantabria

Tras más de 50 horas bajo tierra, salen de las entrañas de Coventosa, una de las cuevas más profundas y angostas de Europa. Y salen vivas gracias a sus rescatadores. Jessica, Eva y Montserrat han salido por su propio pie, mientras Lidia, que dio la voz de alarma, por fin respira aliviada. Sus tres compañeras están sanas y salvas. Las han guiado pero, a pesar del cansancio acumulado, ellas han querido cargar con su propio equipo. Iban bien equipadas, con información, comida y agua. Espeleólogas experimentadas que aun así se desorientaron y se salvaron porque hicieron lo correcto: pararse y esperar a que llegara el grupo de socorro. Fue la mejor decisión para sobrevivir al laberinto de 35 kilómetros de galerías, algunas con un desnivel de casi 800 metros. Ahora ya descansan rumbo a casa.-Redacción-