Un fallo en la estructura de hormigón causó el derrumbe de la pasarela

La policía judicial analiza desde primera hora de la mañana la zona hundida con el objetivo de determinar las causas que hicieron que la estructura se viniera abajo. La parte afectada tiene una dimensión de 30 metros de largo por diez de ancho, 300 metros cuadrados en total.  La primera hipótesis: falló el hormigón, algo que en el caso de este material no suele ser frecuente. Hace tiempo que los vecinos denunciaban el mal estado de la zona, construida hace 25 años. A mitad de julio, Elena Muñoz, presidenta del PP de Vigo exigía reformas. Y hoy se preguntan si algún técnico comprobó el estado de la estructura. Desde el Concello aseguran que la responsabilidad es de la Autoridad Portuaria. El aforo  del recinto era de 5000 personas, aunque la empresa asegura que no superó las 4500. Los peritos tendrán que determinar cuánto peso soporataba el paseo, cuántas personas había en ese momento y por qué colapsó.