Un estudio revela que en 2017 once millones de personas murieron por enfermedades relacionadas con la dieta

Sal sí, pero sin pasarse, más cereales integrales y menos bebidas edulcoradas. El 'somos lo que comemos' es cada vez más cierto. Si el tabaco mató a ocho millones de personas en 2017, once murieron de enfermedades relacionadas con la dieta.Israel es el país más sano. Le siguen Francia y España, pero aquí la enfermedad cardiovascular sigue siendo la primera causa de mortalidad.  "Su origen está en en el síndrome metabólico y el síndrome metabólico en una mala alimentación", explica Pilar García Durruti, directora del servicio de endocrinología y nutrición del Hospital HM Montepríncipe. Hay que prestar especial atención a niños y adolescentes."Los pediatras nos están advirtiendo de que están surgiendo casos de diabetes tipo dos que antes sólo veíamos en personas mayores", dice Durruti.Los expertos recuerdan que comer sano y disfrutar comiendo pueden ir de la mano. "Para evitar la sal, utilizar hierbas frescas y para endulzar la canela, el jengibre, la vainilla", sugiere la nutricionista Elisa Blázquez. no hay que temer a las calorías de los frutos secos."Los recomiendo en dietas de adelgazamiento por la cantidad de minerales y nutrientes que aportan", asegura Blázquez.Grasas poliinsaturadas fundamentales para que nuestro organismo funcione al cien por cien.