Escrache a una directora de la Generalitat en protesta por la llegada de 80 "MENAS" a Rubí

Con pitos despedían los vecinos de Rubí, en Barcelona a la Directora de Atención a la Infancia y Adolescencia de la Generalitat, Ester Cabanes. Era su forma de protestar contra el traslado en junio de unos 80 "MENAS" a un hotel ahora cerrado de la localidad. Ahora los menores inmigrantes están aquí de forma temporal en otro hotel de Sant Just Desvern. Sin quejas de nadie.La alcaldesa está con los vecinos. Dicen que no es racismo, si no que no están de acuerdo con que esta sea la mejor forma de integrar a los menores, casi todos subsaharianos. De nuevo conflictos con los Menas en Cataluña. No es la primera vez que vemos protestas de vecinos contra su acogida.