Erne y Esan homenajean al ertzaina asesinado por ETA en el Guggenheim

Los compañeros de Txema Aguirre, durante el homenaje frente al Guggenheim./E.C.
Los compañeros de Txema Aguirre, durante el homenaje frente al Guggenheim. / E.C.

Al emotivo acto han asistido numerosos compañeros de la comisaría de Bilbao que compartieron con él patrulla, algunos de ellos vestidos de uniforme

Ainhoa De las Heras
AINHOA DE LAS HERAS

Hoy se cumplen 21 años desde que ETA asesinó al ertzaina Txema Aguirre en la explanada del museo Guggenheim tras evitar un atentado contra el Rey. Las centrales Erne y Esan han convocado un acto de homenaje en el lugar donde el agente cayó herido por disparos de un etarra. Al emotivo acto han asistido numerosos compañeros de la comisaría de Bilbao que compartieron con él patrulla, algunos de ellos vestidos de uniforme.

El día que fue asesinado, 13 de octubre de 1997, Aguirre se encontraba haciendo labores de vigilancia en las inmediaciones del museo, que iba a ser inminentemente inaugurado con la asistencia de las altas autoridades, entre ellas el Rey, cuando vio una furgoneta que le resultó sospechosa y que efectivamente transportaba unas macetas con explosivos.

Cuando fue a dar el alto a sus ocupantes uno de ellos, Eneko Gogeaskoetxea, le disparó a bocajarro. Herido de gravedad fue ingresado en el hospital y falleció poco después tras haber frustrado el intento de la banda armada de atentar contra Juan Carlos I. El etarra se dio a la fuga pero fue detenido en 2011 en la localidad británica de Cambridge, donde vivía con su familia desde hacía cinco años.

Erne denunció que en enero de 2017, Etxerat celebró allí una concentración para pedir el acercamiento de los presos e hizo mención a Eneko Gogeaskoetxea, el miembro de la banda que mató al agente.

Uno de sus compañeros, durante el homenaje.
Uno de sus compañeros, durante el homenaje.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos