Erkoreka ve «ignominiosas» las alabanzas de Otegi a Lluch

Los consejeros Josu Erkoreka y Pedro Azpiazu, ayer tras el Consejo de Gobierno. /irekia
Los consejeros Josu Erkoreka y Pedro Azpiazu, ayer tras el Consejo de Gobierno. / irekia

El portavoz del Gobierno vasco recalca que las palabras del líder de Bildu hubiesen sido «valientes hace veinte años»

DAVID GUADILLA

El Gobierno vasco cree que las alabanzas que el pasado domingo lanzó Arnaldo Otegi hacia Ernest Lluch, exministro socialista asesinado en 2000 por ETA, fueron «ignominiosas». En una entrevista a un programa de TV3, el coordinador general de EH Bildu aseguró que Lluch hubiese aportado «racionalidad» a la crisis abierta en Cataluña. A las críticas que ya había recibido desde diferentes ámbitos, ayer se sumaron las de Josu Erkoreka.

Otegi destacó la figura del político catalán con énfasis. Durante su trayectoria política, Lluch siempre defendió la necesidad de mantener abiertas las puertas del diálogo y la negociación para lograr el final del terrorismo. Su asesinato provocó un terremoto en la política vasca y española. El atentado también fue criticado por algunos sectores de la izquierda abertzale, aunque no de forma mayoritaria ni por parte de la dirección oficial. Cuando Lluch fue abatido a tiros al salir de su domicilio, Otegi era portavoz de Batasuna.

Casi dos décadas después, el coordinador general de EH Bildu señaló en la televisión pública catalana que la postura del exministro socialista aportaría «racionalidad» a la política actual. «Es la posición constructiva. Es la de decir 'yo tengo un problema y lo tengo que resolver'. Es la actitud que los gobiernos y políticos españoles deberían de tener. ¿Ustedes tienes un problema o no? ¿De qué naturaleza? ¿Es un problema con la clase política catalana? No, es un problema con dos millones largos de catalanes que han votado por construir la república. ¿Cómo se resuelve este problema? Votando».

Su intervención generó de inmediato un aluvión de reproches en los que ayer profundizó Erkoreka. El portavoz del Gobierno vasco, en una declaración escueta, recalcó que «hace 20 años» manifestaciones de este tipo hubiesen sido «valientes» en boca de un líder de la izquierda abertzale y que quizás hubiesen «ayudado» a terminar con la violencia, pero que después de tantos años de «silencio» no aportan nada nuevo.

Ponencia de Memoria

La polémica alrededor de la intervención de Otegi llega, además, en un contexto muy concreto. Cuando se están visibilizando de forma clara las diferencias existentes en la ponencia de Memoria delParlamento vasco.

A la ausencia del PP, junto con los socialistas la formación que más sufrió el azote del terrorismo, se ha sumado la fractura abierta entre el PNV y el PSE, socios en el Gobierno vasco. Básicamente, el partido liderado por Idoia Mendia cree que los jeltzales no son lo suficientemente contundentes con la izquierda abertzale a la hora de exigirle un desmarque claro de ETA. Las diferencias se visualizaron de forma clara en la reunión que la ponencia mantuvo el lunes.

Aun así, Erkoreka intentó lanzar un mensaje positivo. Deseó que el trabajo realizado los dos últimos años «dé sus frutos» y no quede «en agua de borrajas». «Éramos conscientes de que iba a ser arduo y difícil», señaló el consejero. Erkoreka se mostró convencido de que al final se hallarán «las palabras adecuadas y el momento idóneo para decir que los derechos humanos y el pluralismo político siempre se tienen que respetar».

Bildu pide a Urkullu el cese «inmediato» de Darpón

Sigue la presión sobre Iñigo Urkullu y el futuro de Jon Darpón como consejero de Salud. EH Bildu presentó ayer una iniciativa en el Parlamento vasco que exige su «cese inmediato» por las irregularidades detectadas en la OPE de Osakidetza por la Fiscalía del País Vasco.

Lo que hizo la coalición soberanista fue presentar una enmienda de adición a la propuesta registrada en su día por Elkarrekin Podemos en la que se solicitaba la reprobación de Darpón por estos mismos hechos. La votación está prevista en el pleno del 21 de marzo.

La parlamentaria Rebeka Ubera explicó en rueda de prensa en la Cámara de Vitoria que la reprobación del consejero «se queda corta» porque lo que ha ocurrido en torno a la OPE de Osakidetza, apostilló, es una «gran estafa a toda la sociedad y el responsable político» máximo fue, en su opinión, Darpón. La petición de EH Bildu no modifica, al menos por ahora, el escenario. «No sé hasta qué punto un dato de este tipo cambia cualitativamente el panorama», dijo ayer Erkoreka.