Erkoreka dice que el traspaso de la AP-68 sería «muy relevante»

El portavoz del Gobierno, Josu Erkoreka, ha comparecido este martes en Vitoria. /Efe
El portavoz del Gobierno, Josu Erkoreka, ha comparecido este martes en Vitoria. / Efe

El portavoz del Gobierno subraya el salto «cualitativo» que supondría asumir la titularidad de la única carretera vasca que gestiona el Estado, aunque no se atreve a garantizar que la operación pueda concretarse antes del 28-A

Octavio Igea
OCTAVIO IGEA

El portavoz del Gobierno vasco ha asegurado este martes que el traspaso de la AP-68 sería un salto «cualitativo» para el autogobierno por la trascendencia de la vía, la última autopista de titularidad estatal que surca Euskadi, y su longitud –77 kilómetros–. Josu Erkoreka ha confirmado que Vitoria y Madrid han empezado a negociar sobre la carretera, tal y como adelantó EL CORREO este lunes, pero, con las elecciones generales a la vuelta de la esquina, no ha querido garantizar que la operación vaya a poder materializarse pese a la buena disposición del Ejecutivo de Pedro Sánchez. «Le estamos poniendo empeño», se ha limitado a asegurar.

Durante su comparecencia habitual de cada martes tras el Consejo de Gobierno, el portavoz ha subrayado la «complejidad técnica» que supondrá cerrar una negociación como la de la AP-68. Por un lado, por la existencia de una concesionaria (Abertis) implicada directamente en las conversaciones, y por otro, por el importante ajuste económico que deben hacer las administraciones para cerrar el trato. El precedente del tramo vasco de la AP-1, que se transfirió hace algunas semanas, sigue fresco: su peso en la red viaria es mucho menor y la negociación no fue corta y estuvo llena de tiras y aflojas.

Aún así, portavoces del Gobierno autonómico han explicado que el reciente acuerdo sobre la AP-1 es lo que ha abierto la puerta a negociar sobre la AP-68. Pese a que la 'Vasco-Aragonesa' no se incluía en el 'pack' de siete competencias que Moncloa se había abierto a transferir antes de abril –todas ellas de escaso peso político–, las fuentes consultadas subrayan que la idea es replicar el modelo de negociación en todo lo que se pueda. La idea partió del Ministerio de Fomento y el intercambio de documentos entre Vitoria y Madrid ya está en marcha. Los contactos, en todo caso, se encuentran en una fase «muy incipiente», subrayan desde el Gabinete Urkullu, que aguarda una primera propuesta económica para materializar la subrogación y el cambio de titularidad de la autopista.

Pese a la evidente dificultad, y que el reloj corre contra los intereses vascos ante la proximidad del 28-A, en Lakua son optimistas. Recuerdan que la negociación ya dio varios pasos con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, así que «no supone empezar de cero». Erkoreka ha insistido este martes además en lo simbólico de la operación, que dejaría al Gobierno central sin competencia alguna sobre las carreteras de Euskadi. «Todas estarían en manos de administraciones vascas», ha recalcado.