La elaboración de las listas aflora la batalla soterrada entre Sánchez y Díaz

Pedro Sánchez y Susana Díaz, en una imagen de archivo./Reuters
Pedro Sánchez y Susana Díaz, en una imagen de archivo. / Reuters

La líder del PSOE andaluz ha logrado una victoria parcial en las asambleas provinciales pero la última palabra será de un órgano afín al presidente

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERASMadrid

La animadversión entre Susana Díaz y Pedro Sánchez se puede camuflar, pero no hay dirigente socialista que no sepa que, en momentos críticos, seguirá aflorando hasta que uno de los dos pierda por completo su poder. La elaboración de las listas para las elecciones del 28 de abril está siendo una prueba más de ello. Si nadie rectifica, el asunto acabará sin acuerdo y Ferraz amenaza con imponer su criterio, porque puede.

En el eje de la trifulca está la pugna por ver quién coloca en mejor posición a los suyos en Andalucía, en general, y en las listas de Sevilla en particular. Los 'susanistas' argumentan que las bases del partido han hablado y que en las 116 asambleas celebradas en la provincia, quien ha recibido mayor número de apoyos es el diputado Antonio Pradas. Pradas fue, en septiembre de 2016, el miembro de la ejecutiva socialista que llevó a Ferraz las firmas con las dimisiones de más de la mitad del órgano de dirección en un intento de forzar la caída de Sánchez (que acabaría produciéndose en el Comité Federal del 1 de octubre). Y el de nuevo secretario general del PSOE y presidente del Gobierno no quiere contar con él en la próxima legislatura.

En esas mismas asambleas, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, quedó en el puesto décimo y el delegado del Gobierno en Andalucía y secretario de Relaciones Institucionales y Administraciones Públicas del PSOE, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, en el undécimo. Pero el deseo de Sánchez es que la ministra encabece la lista sevillana y que su hombre en Andalucía ocupe vaya de 'dos'.

La dirección del PSOE andaluz tiene todas las de ganar tanto en la Ejecutiva Provincial, que el sábado se reunirá para elaborar las listas al Congreso y al Senado, como en el Comité Provincial. Pero la última palabra la tiene, de acuerdo con los Estatutos, la Comisión Federal de Listas, en las que el 'sanchismo' es mayoritario. Este órgano se reunirá el próximo 15 de marzo y el 17 las listas quedarán aprobadas por el Comité Federal.

En Ferraz argumentan que Díaz tuvo manos libres para elaborar las listas al Parlamento de Andalucía y que no hizo la más mínima concesión a los críticos. Así que advierten de que ahora hay gente con muchas gana de pagar con la misma moneda.