Sánchez: «Quiero un gobierno de coalición, mediten su voto»

Sánchez: «Quiero un gobierno de coalición, mediten su voto»

EL CORREO

La tensión entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se ha dejado notar este lunes en la primera jornada del debate de investidura. «Quiero un Gobierno de coalición, mediten su voto», le ha respondido el candidato al líder de Podemos, que había afirmado antes que «si por su cerrazón hay otras elecciones, no volverá a ser candidato nunca». Y todo ello, en medio de las negociaciones entre ambos partidos para una investidura que de darse, sería en todo caso este jueves.

Durante el debate entre ambos, el jefe del Ejecutivo en funciones ha repasado las «ofertas» que ha hecho el PSOE para llegar a un acuerdo y que han culminado con la mano tendida a la formación de un Gobierno de coalición. «Queremos gobernar con ustedes, sacar adelante muchas políticas en beneficio de la ciudadanía y esa es la mano que tienen tendida», ha subrayado Sánchez apuntando a continuación que, en caso de que esta idea fracase, hay «muchas otras opciones», como o un pacto de investidura o un acuerdo de legislatura.

La alternativa, según ha avisado el líder socialista, es que Unidas Podemos se sitúe junto a la «ultraderecha» votando en contra de su investidura, por lo que les ha pedido «generosidad y responsabilidad» para no quebrar las «esperanzas» que tienen puestas en sus negociaciones «muchos votantes de izquierdas».

Asimismo, el socialista ha asegurado que no pretende pactar con PP ni con Ciudadanos, negando así que su exigencia de abstención a ambas formaciones suponga un pacto. «Para nada significa eso», ha replicado Sánchez a Iglesias y los demás portavoces de Unidas Podemos que han intervenido en el debate y le han reprochando que siga reclamando la abstención a la derecha. Ha insistido en que solo les está instando a que asuman su responsabilidad y no dejen al país sin alternativa.

El mesaje directo de Iglesias

Por su parte, Iglesias ha subido muy molesto a la tribuna del Congreso y se ha mostrado más como un enemigo que como un aliado. «Si por su cerrazón hay otras elecciones, no volverá a ser presidente nunca», ha asegurado en una de sus afirmaciones más contundentes.

Que la relación entre los dos líderes políticos ha empeorado las últimas semanas es palpable. El secretario general podemista ha recordado al PSOE que no tiene mayoría para gobernar. Así, ha desgranado que los socialistas cuentan con menos escaños que la suma de PP, Ciudadanos y Vox. Por eso, ha insistido los últimos meses y también hoy, los socialistas necesitan de los 42 diputados de Unidas Podemos. Juntos no solo superan a la derecha, sino que se colocan a once escaños de una mayoría absoluta que pueden alcanzar con el beneplácito de Esquerra.