El PP dice que Aburto y el PNV «no funcionan» en Bilbao

Raquel González, este sábado en un acto en Bilbao./Fernando Gómez
Raquel González, este sábado en un acto en Bilbao. / Fernando Gómez

La candidata popular a la Alcaldía de la villa, Raquel González, considera que hay que «reorganizar el sistema de ayudas y paliar el efecto llamada» con los 'menas' «que viven de nuestra generosidad»

AGENCIAS

La presidenta del PP de Bizkaia y candidata a la Alcaldía de Bilbao, Raquel González, ha afirmado que el alcalde de la Villa, Juan María Aburto, y el PNV «no funcionan», y ha realizado un llamamiento a «aunar esfuerzos» frente el nacionalismo «enquistado».

González presentó este sábado su candidatura en un acto político en la plaza de La Salve de Bilbao, donde ha estado acompañada, entre otros, del portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, y del presidente de la formación en Euskadi, Alfonso Alonso.

La candidata popular, que ha recordado su infancia en el cuartel de la Guardia Civil, ha advertido de que también existe el Bilbao de «los acosados por el terrorismo», y ha reprochado que ella «no ha podido hacer política con la misma libertad con la que ha podido desarrollarla el alcalde, Juan María Aburto».

Tras incidir en que cuando a «España le va bien, a Bilbao le va bien», González ha señalado que las obras desarrolladas en Abandoibarra se «pagaron con dinero del conjunto de los españoles», lo mismo que sucede con «las pensiones». En este contexto, ha acusado al Gobierno español y vasco de haberse «olvidado de traer el AVE al centro de la ciudad, pese a estar presupuestado». Asimismo, ha responsabilizado a PNV y PSE de haber dejado a Bilbao «sin tercer carril a Cantabria, línea 4 de Metro o sin paso a nivel en Zorroza». También ha lamentado el alto porcentaje de delitos que padece la capital, de tal forma que «los padres regalan a sus hijas botes de spray antivioladores». «Hay que ser valientes y denunciarlo», ha añadido.

«Completa parsimonia»

Por otro lado, ha destacado que el Partido Popular es «valiente» como para reconocer que «hay que reorganizar el sistema de ayudas y paliar el efecto llamada» con los menores extranjeros no acompañados (menas), «que cada día son más y viven de nuestra generosidad». Fortalecer el comercio, luchar contra el 'top manta', atender a los barrios o evitar las inundaciones en la isla de Zorrozaurre han sido otras cuestiones que ha apostado por corregir.

De este modo, ha acusado al alcalde de la capital vizcaína y al equipo de gobierno municipal de vivir en una «completa parsimonia» y ha incidido en que Bilbao debe ser una «ciudad con los mismos derechos y oportunidades para todos», ya que «hay un Bilbao sin carnet nacionalista que también paga impuestos y merece ser atendido».

Los dardos de Alfonso Alonso al PNV

Durante el acto, el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha acusado al PNV de haber hecho «el peor negocio de su historia y de la historia de los vascos» al haber apoyado a Pedro Sánchez en la moción de censura, cuestión que irónicamente ha calificado de «genialidad histórica». En su alocución, ha glosado la trayectoria personal de Raquel González, el líder de los populares ha reivindicado un Bilbao «liberal y abierto» que no esté en manos de gente que quiere convertirlo en «más cerrado y excluyente, solo para nacionalistas». Por último, ha apostado por una villa moderna frente a la actual ciudad «estancada e insegura», consecuencia del «maltrato» al que le «somete» el PNV.