10 días sin saber nada del pequeño Javier

El niño tenía que estar con su madre desde el día 6, pero su padre nunca lo llevó al punto de encuentro en Zaragoza. Coincide con que al día siguiente tenían que volver a verse en un juicio por un proceso de malos tratos. Una de las hipótesis que se barajan es que padre e hijo estén en algún punto de Andalucía, con la familia paterna. Mientras Laura, la madre, está en tratamiento. Tiene miedo porque el padre de Javier es un viejo conocido de la policía. Pero no pierde la esperanza, y pide ayuda a todo el mundo inundando las redes sociales con la foto de su pequeño.-Redacción-