Devoción y respeto en la procesión de El Cristo del Perdón

Devoción y respeto marcaron ayer la procesión de El Cristo del Perdón en Elche. Cerró el Martes Santo sin preso indultado por tercer año consecutivo. Pero no faltó el acompañamiento de la legión cantando a Cristo. Las mujeres de mantilla negra y peineta que portaban las esposas encabezaban el paso. Una procesión que reunió a miles de personas cerca de la iglesia del Corazón de Jesús. Pero no fue la única, por las calles de Elche ayer desfilaron hasta cinco procesiones más. Una imagen única de la Semana Santa.