Un día después de la muerte de un joven arrollado por un tren, vecinos siguen cruzando por el mismo paso prohibido en Mollet

En pocos minutos se puede ver gente cruzando con un patinete, con un carrito con un niño. Un goteo continuo justo 24 horas después de que un tren arrollara a un joven en este mismo punto de la estación de Mollet del Vallés. El paso es sólo para personal de Renfe, pero por acortar o porque el paso subterráneo tiene escaleras, decenas de personas cruzan por aquí a diario con trenes que pasan a más de 100 kilómetros por hora. Lo cierto es que aquí no hay ningún a señal que prohíba el paso. Unas líneas amarillas y negras son el único aviso. El proyecto para hacer ascensores en el paso subterráneo lleva años en cajones de la Administración.-Redacción-