El derivado de la piña que revoluciona el tratamiento de grandes quemados

Con quemaduras  en más del 10 por ciento del cuerpo, quemaduras de tercer grado, lo urgente es quitar la piel afectada. Una carrera contra las infecciones y complicaciones que pueden ser fatales. España es pionera en aplicar a los grandes quemados la pomada que resulta de combinar un concentrado de enzimas proteolíticas enriquecidos con el derivado de la piña, llamado bromelaína, y un gel. La pomada se aplica sobre la piel abrasada y, en cuatro horas, consigue "comerse" el tejido muerto y respetar la piel nueva. Lo que facilita la regeneración, evita hacer el trabajo en quirófano, más agresivo y menos selectivo, y hace innecesarios los injertos. España es pionera en la aplicación de este tratamiento en las unidades de grandes quemados.-Redacción-