La emotiva carta del hijo de Iturgaiz a su padre: «Te fuiste para que nos dejaran tranquilos»

Carlos Iturgaiz, en Bruselas. /Agencias
Carlos Iturgaiz, en Bruselas. / Agencias

«Ahora vuelves a casa, no es un día triste», le escribe el joven tras el anuncio del dirigente popular de abandonar la política

Koldo Domínguez
KOLDO DOMÍNGUEZ

Carlos Iturgaiz anunció el martes que abandona la política. Y según su círculo más cercano, no lo está pasando bien. Tal vez por eso, su hijo Mikel le ha escrito una carta de agradecimiento. «No es un día triste, vuelves a casa, de donde hace 15 años te alejaste teniendo que pagar un precio por defender tu tierra, tu país, a tus compañeros y, sobre todo, defender la paz», le escribe su hijo a través de las redes sociales.

La decisión de Pablo Casado de relegarle a los últimos puestos de la plancha del PP para las europeas le ha llevado a Iturgaiz a poner fin de manera inesperada a su carrera política, que arrancó en 1991 como concejal de Bilbao y concluye en el Parlamento europeo, donde ha permanecido 15 años. Según revela su hijo, el expresidente del PP vasco tuvo que marcharse a Bruselas para evitar que su familia siguiera sufriendo el acoso de los violentos cuando él era presidente del PP vasco. «Perdiste algo de mi infancia y perdiste tiempo con tu mujer, que es lo que más quieres en la vida, para que nos dejaran tranquilos», reconoce Mikel, un joven de 21 años que estudia un grado superior y quiere opositar a ertzaina.

ETA trató de asesinar a Iturgaiz en tres ocasiones y vivió durante más de una década con escoltas. Con él, su familia. «Ahora los que intentaron matarte andan sueltos, a pocos kilómetros de nosotros, porque la gente se olvida muy rápido de todo. Seguimos luchando por lo que nos enseñaste, que es respetar y vivir en paz. Ahora te toca seguir luchando con nosotros desde casa».

A ojos de su hijo, el político vizcaíno es un «héroe», que cuando dejó Euskadi para irse a Bruselas «se quitó la capa» porque «a los héroes no les gusta ser protagonistas». «Tú siempre has sido humilde, cariñoso y un padre de familia (...). Y después de tantos años toca darte las gracias. Gracias por todo, gracias por haber dado tanto a este país, gracias por tu empeño, por tu dedicación, gracias por tu respeto, pasión, ideas... por ser un líder

Todo ese sacrificio, todas esas horas robadas a la familia durante tantos años no han sido, según Mikel Iturgaiz, en balde. «Te ha servido para algo muy importante: tener a un hijo orgulloso de su padre».

Sobre la forma en la que su progenitor se ha visto obligado a dejar la política, Mikel solo desliza un par de referencias, como que «quizás vuelvas más pronto de lo que a ti te gustaría» y que «de bueno uno es tonto». Pero lejos de ser un reproche, el joven lo convierte en un halago. «Ojalá todos los políticos del mundo fueran como tú».