El Consejo de Europa respalda a la Justicia española en el proceso contra los independentistas

El secretario general del Consejo de Europa, Thorbjorn Jagland, en una imagen de archivo./Heinko Junge (Afp)
El secretario general del Consejo de Europa, Thorbjorn Jagland, en una imagen de archivo. / Heinko Junge (Afp)

El secretario general de la institución, Thorbjorn Jagland, señala que la cuestión catalana ha de solucionarse «dentro del respeto a la Constitución»

R. C.Estrasburgo (Francia)

El Consejo de Europa dio ayer un espaldarazo público a la actuación de la Justicia española en la causa contra el 'procés'. Y lo hizo a través de su máximo responsable, su secretario general, Thorbjorn Jagland, tras entrevistarse en la sede de la corte en Estrasburgo (Francia), con el ministro de Exteriores, Josep Borrell.

«No tengo ninguna duda de que los tribunales españoles están tratando este asunto (el de Cataluña) de acuerdo a la ley española y al Convenio Europeo de Derechos Humanos», afirmó Thorbjorn Jagland, que dejó claro que el consejo, en el caso catalán como en todos, está para proteger los derechos individuales» de los ciudadanos de sus 47 Estados miembros, pero que solo actuará «después de que su asunto haya sido tratado por los tribunales españoles».

Los independentistas catalanes han intentado en diversas ocasiones en los últimos meses que el Consejo de Europa criticara a España o que la institución, cuanto menos, hiciese un guiño al proceso secesionista. Sin embargo, por ahora el órgano internacional ha respaldado las decisiones de la administración española. La Comisión de Venecia (órgano de la institución especializado en cuestiones constitucionales) ya deslegitimó el referéndum independentista del pasado año antes de que se celebrara. Este organismo respondió a Carles Puigdemont el 27 de septiembre de 2017, solo días antes de la consulta declarada ilegal, que el referéndum debía hacerse de acuerdo con las autoridades españolas y de conformidad con la Constitución.

Las declaraciones tribunal de Estrasburgo vienen después de varios varapalos internacionales a la justicia española, como la negativa de la justicia alemana a extraditar a Puigdemont o la admisión a trámite de manera preliminar en Bélgica de la demanda del expresidente y algunos de sus exconsejeros huidos contra el juez del Supremo Pablo Llarena, instructor de la pieza principal contra el 'procés'. Una demanda, esta última, que ha obligado al Ejecutivo español a contratar un despacho de abogados para defender la soberanía de los tribunales nacionales.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos