Un coche, empotrado contra un barco en el puerto de Getaria, tras olvidar su conductor, echar el freno de mano

El coche se desplazó varios metros hasta chocar contra el barco, y quedar empotrado con las ruedas dentro del casco y la parte trasera apoyada contra el muro. Los vecinos denuncian lo peligroso que es estacionar en este puerto. Su conductor olvidó accionar el freno de mano. En los últimos años, ha habido otros tres incidentes similares, uno con resultado trágico. Un hombre falleció al caer su coche al fondo del mar en 2004.