Casado daría «prevalencia» a la Policía y la Guardia Civil sobre la Ertzaintza y los Mossos

Miembros de la Ertzaintza, la Guardia Civil y la Policía Nacional en un acto en Bizkaia. /I. Pérez
Miembros de la Ertzaintza, la Guardia Civil y la Policía Nacional en un acto en Bizkaia. / I. Pérez

El Gobierno vasco recibe con «sorpresa y estupor» las palabras del líder del PP, quien apuesta por un reforzamiento «claro» del Estado en la gestión pública e institucional

Iván Orio
IVÁN ORIO

Pablo Casado ha dado este lunes un paso más en su idea de recentralización del Estado y ha abogado por su reforzamiento «claro» en todas las parcelas de la gestión pública e institucional, incluida la «prevalencia» de la Policía Nacional y la Guardia Civil sobre el resto de cuerpos autonómicos -Ertzaintza, Mossos y Policía foral- y locales. Las declaraciones del presidente del Partido Popular, realizadas en Madrid en un desayuno informativo de Europa Press, han provocado «sorpresa» y «estupor» en el Gobierno vasco y la reacción pública del portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, quien ha recordado que la definición de la Ertzaintza como Policía integral está recogida en el Estatuto. «Este hombre no se lee ni la propia legislación», ha resaltado el diputado jeltzale.

El líder popular interpreta que el Estado necesita un «apuntalamiento» en el despliegue de sus funciones y es en este contexto en el que enmarca la necesidad de que la Policía y el instituto armado tengan «prevalencia» sobre el resto de cuerpos no solo en la defensa nacional o en la vigilancia de las fronteras, sino también en tareas de seguridad ciudadana ya que, por definición, «el monopolio de la fuerza corresponde al Estado». Casado ha añadido que su iniciativa, incluida en un «plan de choque» que vería la luz en los primeros cien días de su gobierno si llegara a La Moncloa tras las elecciones del 28 de abril, persigue evitar escenas como las del referéndum del 1 de octubre en Cataluña y «no tolerar» que haya cuerpos policiales que puedan recibir «órdenes ilegales», en referencia a los Mossos.

«Aquí nadie habla de acabar con el Estado autonómico, aquí lo que hay es lealtad al texto constitucional», ha subrayado el presidente popular, que en otro momento de su intervención ha incidido en que «ya no se puede dar más poder a las autonomías y aprobar más transferencias», aunque sin defender, eso sí, que los traspasos ya concedidos vuelvan a ser tutelados por el Gobierno central. Y ha advertido, en este sentido, contra la posibilidad de que la cesión de las competencias de Tráfico a Navarra suponga el repliegue de la Guardia Civil en esa comunidad.

Consciente del eventual impacto que podría generar las manifestaciones de su presidente, fuentes del PP han tratado de minimizarlas con dos argumentos: plasmar la «prevalencia» del Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil no necesitaría una reforma legislativa y, además, defenderla es una «perogrullada» puesto que se trata «simplemente» de cumplir el mandamiento de la Constitución.

El balón se desinfla

La precampaña de Casado ha comprometido ya en varias ocasiones la posición política de la dirección regional del PP vasco, de talante más centrista. El balón de oxígeno que recibió recientemente la ejecutiva autonómica en Vitoria, donde el candidato a La Moncloa defendió el Concierto Económico porque es «bueno» para el País Vasco y figura en la Carta Magna, se ha desinflado paulatinamente con otras intervenciones en las que, como la de este lunes, ha cuestionado sin ambages el modelo autonómico.

El Gabinete de Iñigo Urkullu ha recibido con «sorpresa» y «estupor» las palabras del dirigente del PP porque llevar a la práctica su proyecto supondría que la Ertzaintza -y también los Mossos y la Policía foral- debería trabajar supeditada a otros Cuerpos. «Parece de una ignorancia absoluta», ha subrayado el portavoz del PNV en la Cámara baja, Aitor Esteban, quien ha recordado que «cuando nosotros pactamos el Estatuto de Autonomía fue con la condición, y queda bien claro en el texto, de que la Ertzaintza es una Policía integral».

Al diputado jeltzale le sorprende que con el PP de Mariano Rajoy se pudiera acordar el acceso de la Policía vasca a la información de las fuerzas de seguridad europeas y con el de Casado se propugne «la subordinación de una Policía a otra». «Compitiendo con Vox en España, el PP se va quedar sin voz en Euskadi», ha señalado. El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, también ha aludido a las reflexiones de Casado. «Hay que hacer políticas de seriedad», ha subrayado.