Cáritas alerta de la pobreza postcrisis: sin trabajo y sin casa

Ocho millones y medio de personas se encuentran en exclusión social en España (1,8 millones más que en el 2007) y además los llamados "expulsados" de la sociedad se han multiplicado por tres llegando a 1,2 millones. Cifras que demuestran que aunque todo parezca recuperado, hay millones de personas que se acercan al vacío. Además por primera vez la vivienda se convierte en el principal factor de exclusión social, por encima del empleo. Álvaro, de Granada, con una pequeña de dos años, nos cuenta como intenta ajustarse a su vivienda con 600 euros de hipoteca más 1000 de gastos. Con estas cuentas es uno de los dos millones de personas que podría quedarse sin hogar. La inseguridad, el hacinamiento, los alquileres desorbitados o las hipotecas hacen que a muchos la casa se les venga encima. Una pobreza residencial que, en ocasiones, se une a la pobreza laboral, un "pack mortal" para las personas en riesgo de exclusión. El informe FODESSA 2018 de Cáritas Española advierte del peligroso camino que llevamos: una espiral en la que seguimos metidos... y peor que durante la crisis.