El PNV pregunta a Bildu y PP de dónde quieren quitar dinero para pagar 200 millones a los docentes prejubilados

Un grupo de docentes jubilados se ha acercado esta mañana al Parlamento vasco./Blanca Saenz de Castillo
Un grupo de docentes jubilados se ha acercado esta mañana al Parlamento vasco. / Blanca Saenz de Castillo

Hay 3.000 exdocentes afectados y el Gobierno considera que la indemnización tendría un impacto económico «inasumible»

Octavio Igea
OCTAVIO IGEA

Hace unas semanas fue el lehendakari el que reprochó a la oposición sus acuerdos. Este jueves ha reiterado esa tesis, que considera que el resto solo buscan desgastar al Gobierno, el PNV. La parlamentaria nacionalista Estibaliz Larrauri ha cargado este jueves por la mañana contra la entente alcanzada por EH Bildu y PP con Podemos para recuperar la prima de prejubilación a los profesores de Primaria y Secundaria que fue suspendida en 2012. «Es curioso el pacto entre antagonistas que a veces se vetan», ha lanzado Larrauri tras acusar a las tres fuerzas de «lastrar la política presupuestaria y de personal» del Ejecutivo.

El desencuentro se ha producido en el pleno que celebra el Parlamento –el primer en más de 20 días tras el parón por la campaña electoral– a cuenta de la proposición de ley para recuperar la prima a los docentes que ha propuesto el PP y han secundado EH Bildu y Podemos contra el criterio del Gobierno, que considera que la indemnización tendría un impacto económico «inasumible». Hay 3.000 exdocentes afectados y son 200 millones aproximadamente los que se requerirían.

La oposición ha impuesto su mayoría frente al voto en contra de PNV y PSE. La ley solo tiene un artículo, así que fuentes parlamentarias creen que podría aprobarse en dos o tres meses, lo que obligaría al Ejecutivo a iniciar los pagos el próximo curso y culminarlos en 2022. Este panorama ha llevado a la jeltzale Larrauri a presentar un panorama casi apocalíptico para las cuentas públicas. «El impacto económico sería multimillonario. Si es lo que quieren habrá que decidir de dónde se quita dinero para pagar esto», ha advertido antes de sugerir recortes en las aportaciones a Itzarri o los permisos de paternidad. Portavoces de Adostuz, la plataforma formada por los antiguos docentes que reclaman la prima, han reprochado a la parlamentaria unas palabras que consideran «rastreras» porque «buscan enfrentar» a funcionarios y exfuncionarios.

Antes que el PNV han pasado por la tribuna de oradores del pleno el resto de fuerzas, y todas han reclamado al Gobierno vasco que abra las negociaciones con los profesores para abonar la prima. Todos, porque el socialista José Antonio Pastor, tras justificar el voto en contra del PSE a la iniciativa por «lealtad» y defensa del rigor presupuestario, ha advertido que «si el problema se dilata irá a peor».

En el extremo contrario al del Ejecutivo Urkullu sigue la oposición en bloque. Ni secundó el Presupuesto para 2019, ni está por la labor de negociar la reforma de la RGI que proponen PNV y PSE, y forzó la salida de Jon Darpón por la crisis de la OPE de Osakidetza. Este jueves los representantes de las tres formaciones han vuelto a advertir de que la gestión del Ejecutivo Urkullu es «nefasta». «Tienen una incapacidad manifiesta para arreglar sus problemas de personal en Educación y Osakidetza», ha lamentado desde EH Bildu Rebeka Ubera. «No han sido valientes», ha añadido desde Elkarrekin Podemos Jon Hernández. Un paso más allá ha ido el popular Antón Damborenea. «No ofrecen desde hace tiempo ningún argumento solvente y encima actúan con prepotencia».