El bloqueo de los Presupuestos del Estado se vuelve en contra de Torra

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, a la salida del Tribunal Supremo. /EFE
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, a la salida del Tribunal Supremo. / EFE

La Generalitat catalana pierde la complicidad de los comunes y lo tiene casi imposible para sacar adelante las cuentas autonómicas

CRISTIAN REINOBarcelona

El efecto bumerán puede golpear al Gobierno catalán. El día después de que Esquerra y el PDeCAT asestaran un tiro de gracia a la legislatura, tumbando los Presupuestos, la presión se traslada ahora al Ejecutivo catalán, que aún tiene pendiente de aprobar sus cuentas para este año. La Generalitat contaba para ello con los comunes. Pero el panorama ha cambiado.

Catalunya en Comú, coalición en la que está integrado Podemos, siempre ha defendido un cambio de cromos: ERC y PDeCAT apoyaban las cuentas al Gobierno central y los comunes hacían lo propio con los Presupuestos de la Generalitat. «Queremos aprobarlos», llegó a decir la portavoz de lo comunes en la Cámara catalana, Jéssica Albiach. La formación de Ada Colau llevaba semanas de negociaciones con el vicepresidente económico, Pere Aragonès. Las conversaciones entre la izquierda alternativa y los republicanos iban más allá de las cuentas catalanas y sondeaba escenarios de futuro, como la gobernabilidad del Ayuntamiento de Barcelona o posibles pactos para el Parlament. Hace tiempo que un tripartito de izquierdas liderado por ERC sobrevuela la política catalana.

Sin embargo, tras el veto de los secesionistas a los Presupuestos, lo que agota la legislatura, los comunes han decidido levantarse de la mesa y han dado por rotas sus negociaciones con la Generalitat. Los comunes, y también el PSC, exigen a Torra y Aragonès que lleven de una vez las Cuentas a la Cámara catalana y las sometan al escrutinio de la mayoría. Torra ya no puede contar con la CUP, que se ha desmarcado de JxCat y Esquerra porque considera que están practicando una política de corte autonómico, por lo que los únicos aliados posibles que tenían los independentistas eran los comunes. La presión se le vuelve en contra a Quim Torra y también a los independentistas, que en alguna ocasión han llegado a afirmar, en referencia a Pedro Sánchez, que sin Presupuestos tendría que convocar elecciones.

El presidente de la Generalitat lleva días advirtiendo de que si los acusados en el juicio del proceso son condenados con penas severas, acudirá al Parlament para proponer una respuesta democrática basada en el derecho de autodeterminación de Cataluña. Amaga también con activar la declaración de independencia. El lunes pasado, en el arranque del juicio, descartó el adelanto electoral, pero sin Presupuestos y sin mayoría en la Cámara puede que no le queda otra opción.

Más información