Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49.95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Una bala de ETA guardada desde hace 40 años

Estado en el que quedó el Renault 5 tras el ametrallamiento en Beasain./
Estado en el que quedó el Renault 5 tras el ametrallamiento en Beasain.

«Aún conservo un proyectil y un paquete de Ducados manchado de sangre», desvela el hermano de un guardia civil asesinado junto a su novia en Beasain en 1979

A. GONZÁLEZ EGAÑASan Sebastián

En la cantina del cuartel de la Guardia Civil de Ordizia, hubo un tiempo en que los agentes guardaban, a modo de homenaje, objetos relacionados con sus compañeros asesinados por ETA. Allí quedaron depositados, hace 40 años, un proyectil y un paquete de Ducados manchado con sangre, que habían sido hallados en el coche en el que fueron acribillados a tiros, en Beasain, los conocidos como 'los novios de Cádiz': el agente Antonio Ramírez Gallardo, tarifeño de 24 años, y su pareja, Hortensia González Ruiz, de 20, de San Roque. Era el día de Reyes de 1979.

Temas

Eta
 

Fotos