Aznar: «A mí nadie me dice a la cara 'derechita cobarde'»

Aznar, durante su intervención./EFE
Aznar, durante su intervención. / EFE

El expresidente del Gobierno aprovechó un mitin de precampaña en Valencia para mandar un recado a Santiago Abascal

EL CORREO

El expresidente del Gobierno José María Aznar aprovechó este miércoles un mitin de precampaña en Valencia para mandar un recado a Santiago Abascal, líder de Vox: «A mí nadie me dice a la cara 'derechita cobarde'», porque «no me aguanta la mirada». Resp0ndía así a unas declaraciones que hizo Abascal en un mitin el pasado mes de octubre en Vistalegre. Durante su discurso, Aznar reprochó también al dirigente del partido de extrema derecha su reciente apuesta por las armas: «No se trata de repartir armas a nadie sino de juntar votos a favor de España», dijo.

Elecciones «cruciales»

Aznar se ha mostrado «muy preocupado» porque en las elecciones generales del 28A, que a su juicio son «cruciales», se juega «el legado de la Transición española». En su opinión, el espacio de centro izquierda tiene ventaja porque «concentra su voto en el PSOE, mientras podemistas chavistas se van derrumbando», pero en el espacio de centro derecha, «donde antes era uno, ahora son tres».

«Cuando uno va unido a las elecciones, tiene muchísimas posibilidades de ganarlas y cuando va dividido tiene muchísimas posibilidades de perderlas», ha apuntado el expresidente. Por eso, ha pedido: «Concentremos el voto en el PP o corremos el riesgo, no solo de no ganar, sino de que se vayan la Transición democrática y la Constitución».

Ha reconocido que se «siente identificado con Pablo Casado al frente» del Partido Popular, ya que «es un líder formidable». Aznar también ha defendido que España necesita un gobierno «fuerte» que «ponga fin al secesionismo de esa pandilla de incompetentes que son los que gobiernan en Cataluña». Ha indicado que en las generales, o se elige de presidente a Casado o a Pedro Sánchez, «un plagiador de tesis doctorales, especialista en colchones y que sabe pactar con secesionistas a costa de lo que sea».