La Audiencia Nacional permite el acto de Alsasua pero ordena vigilarlo

Miembros de la Guardia Civil durante unos incidentes en Alsasua./Efe
Miembros de la Guardia Civil durante unos incidentes en Alsasua. / Efe

El magistrado Ismael Moreno argumenta que a la Justicia solo le compete perseguir los delitos cuando se han cometido

EL CORREO

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno decidió ayer mantener el acto del 'Ospa Eguna' previsto para hoy en Alsasua pero ha ordenado a las autoridades y fuerzas de seguridad controlarlo ante la posibilidad de que se cometa algún delito. La Fiscalía había pedido su prohibición tras una denuncia presentada por Dignidad y Justicia al considerar que supone una «humillación» y un posible delito de odio hacia la Guardia Civil. El acto lleva celebrándose desde hace una década.

El magistrado basa su decisión, precisamente, en la ausencia de antecedentes. En el auto dictado ayer Moreno afirma que «no existe constancia alguna» de que «se haya producido o se vaya a producir delito alguno» en el 'Ospa Eguna'. En este sentido, añade que a la Justicia penal solo le compete perseguir y castigar los delitos una vez se han cometido. «Actúa 'ex post', no 'ex ante', pues carece de competencias preventivas», indica. «Es decir, no puede actuar el derecho penal con carácter preventivo», apunta Moreno.

Varios colectivos habían pedido su suspensión porque «humilla» a la Guardia Civil

Por este motivo, el juez de la Audiencia Nacional deja la responsabilidad de lo que pueda ocurrir o las acciones que se deban tomar en un futuro en función de lo que decidan las diferentes instituciones y fuerzas de seguridad. Moreno señala que es la Consejería de Interior del Gobierno navarro la que debe decidir si la convocatoria, prevista en el marco de las fiestas del municipio, «se ajusta a la normativa para su celebración».

En el mismo escrito, libra sendos oficios a este departamento y a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado para que controlen el acto por si se produjeran delitos de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas, competencia de la Audiencia Nacional, o de otro tipo. Y en el caso de que se produjeran, pide que se identifique a los autores de estos delitos y se pongan en su conocimiento.

Derecho de manifestación

Moreno rebate también otro de los argumentos expuestos por Dignidad y Justicia. El colectivo liderado por Daniel Portero entendía en su denuncia que este acto persigue el acoso, burla y hostigamiento a la Guardia Civil pidiendo su expulsión del País Vasco y Navarra. La Fiscalía de la Audiencia Nacional informó a favor de este veto. La Asociación Profesional de la Guardia Civil JUCIL también había solicitado esta medida a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Navarra.

Sin embargo, el juez considera que corresponde a los poderes públicos y no al juez velar por que en el ejercicio del derecho de manifestación se cumplan los requisitos constitucionales, ya que son los competentes para mantener la seguridad ciudadana y prever que se cometan delitos.

Alsasua fue escenario en octubre de 2016 de una agresión a dos guardias civiles y sus parejas, hechos por los que se juzgó a ocho jóvenes, que fueron condenados por la Audiencia Nacional a entre dos y trece años de cárcel, una condena que el Tribunal Supremo revisará en una vista prevista para el próximo 18 de septiembre.

Ayer mismo, el presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde -máximo responsable del PNV en la comunidad foral-, se reunió con una representación del colectivo Altsasuko Gurasoak, que agrupa a familiares de los jóvenes encarcelados, reunión enmarcada en su voluntad de recibir a todas las asociaciones y colectivos que lo soliciten.