Arranca la legislatura del 174

Bate, durante la jornada de ayer. /Efe
Bate, durante la jornada de ayer. / Efe

La suspensión de los cuatro diputados en prisión preventiva allana la investidura y la gobernabilidad de Sánchez al bajar la mayoría absoluta del Congreso de 176 a 174 escaños

Adolfo Lorente
ADOLFO LORENTE

La legislatura del 174 ya está aquí. El informe de los letrados del Congreso avalando la suspensión de los diputados catalanes en prisión preventiva (Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull) abre un nuevo horizonte en la XIII legislatura muy propicio tanto para la investidura como para la gobernabilidad de Pedro Sánchez ya que la mayoría absoluta de la Cámara baja ya no será de 176, sino de 174 (el hemiciclo está formado por 350). Dicho de otro modo. El PSOE ya no dependerá ni del independentismo catalán (ERC o JxCAT) ni del vasco (EH Bildu) para gobernar. Un escenario que incomodará y mucho al PNV ya que Sánchez incluye a sus diputados en el 'pack' del 175, formado también por los 123 escaños socialistas, los 42 de Unidas Podemos, los dos de Coalición Canaria, el de Compromís y el del Partido Regionalista de Cantabria. Una fórmula que se estrenó el martes en la primera sesión inaugural en el Congreso eligiendo a Batet.

La única opción de que la mayoría siguiese en 176, obligando así a Sánchez a depender de ERC, es que los diputados en prisión preventiva renunciasen a sus actas y cediesen el testigo al siguiente de la lista. Esto ocurrirá, por ejemplo, con Oriol Junqueras, quien ya ha anunciado que apostará por ser eurodiputado si el lunes sale elegido en las urnas. Así será.

Es decir, la pelota está en el tejado de los tres diputados de Junts per Catalunya. Pero ni Sànchez ni Rull ni Turull están por la labor. Quieren quedarse y consolidar su estrategia del 'cuanto peor, mejor', patrocinada desde Waterloo por Carles Puigdemont, que ha decidido concurrir a las europeas para enfrentarse con Junqueras. Es decir, que el Congreso tendrá 347 diputados válidos, dejando la mayoría en 174.

Pedro Sánchez, de esta forma, ve despejados los negros nubarrones que se barruntaban en el arranque de su legislatura. En este nuevo escenario, el PNV adquirirá un gran protagonismo ya que sus votos serán decisivos para todo, como viene siendo habitual en las últimas legislaturas. El guión barrunta que los jeltzales se quejarán amargamente de esta suspensión, pero conviene no olvidar que juraron y perjuraron que nunca iban a aprobar los Presupuestos de Mariano Rajoy con el artículo 155 de la Constitución activado en Cataluña y luego, con el 155 vigente, avalaron las Cuentas del PP después de lograr importantes beneficios para Euskadi.