Alonso dice que el PNV quiere «romper» con España «pero le faltan votos»

Alfonso Alonso, presidente del PP del País Vasco. /Iosu Onandia
Alfonso Alonso, presidente del PP del País Vasco. / Iosu Onandia

El presidente del PP vasco se ofrece para retomar los pactos con los nacionalistas «si dan marcha atrás» en la reforma del Estatuto

OCTAVIO IGEA

El presidente del PP vasco ha vuelto a advertir hoy sobre el «abismo» al que, a su juicio, se está asomando el PNV con el proceso abierto para reformar el Estatuto de Gernika, cuyo primer borrador, de hondo calado soberanista, ha sido pactado únicamente por los jeltzales con EH Bildu. Pese a la llamada que hizo el otro día el lehendakari a «ensanchar» el acuerdo para incluir a las fuerzas constitucionalistas, Alfonso Alonso ha asegurado que los nacionalistas tienen el firme propósito de «romper» con España. Y no lo hacen simplemente porque no les dan los números. «Les sobra empeño, pero les faltan votos».

Alonso ha hecho estas declaraciones durante un acto celebrado esta mañana en el centro de Bilbao. El objetivo inicial del encuentro, en el que ha participado la plana mayor del PP vasco y un centenar de simpatizantes, era presentar el nuevo logo que la formación quiere utilizar en Euskadi -un roble cuyas ramas enlazan la ikurriña y la bandera española-, pero que ha quedado monopolizado por la resaca del pleno de política general celebrado en el Parlamento esta semana.

Igual que el pasado jueves, el líder de los populares ha insistido en pronosticar que el Gobierno vasco se expone a afrontar un complicado final de legislatura «si no da marcha atrás». Dos son las reclamaciones de Alfonso Alonso al PNV: que empiece a marcar distancias con Pedro Sánchez tras auparle a la presidencia y, sobre todo, que abandone la reforma del Estatuto que ha pactado con EH Bildu entre las críticas del resto de formaciones representadas en el Parlamento. «Nosotros no les vamos a dar nuestos votos para ensanchar su plan hacia la autodeterminación», ha zanjado el líder popular parafraseando a Urkullu.

Lejos del discurso oficial del PNV, que defiende la viabilidad del acuerdo con EH Bildu respecto al autogobierno porque sus votos suman mayoría en el Parlamento, el lehendakari advirtió el jueves de que no lograr otros apoyos sería un «fracaso estrepitoso». Porque el nuevo Estatuto no quedaría avalado por las diferentes sensibilidades que hay en Euskadi y porque sin los votos de PSE o Podemos la reforma del Estatuto no puede salir adelante en el Congreso. El PP ya ha anunciado que va a presentar una iniciativa en la Cámara de Vitoria para «detener» un proceso de actualización de la Carta de Gernika «que está poniendo en riesgo la convivencia».

«La pelota, en su tejado»

En ese mismo mensaje ha insistido hoy Alonso, que se ha declarado «orgulloso de ser español y vasco» y de sentir la patria pese a no ser nacionalista. «Hay que constuir un País Vasco para todos y no solo para unos pocos», ha demandado al PNV. Pese a las discrepancias, el presidente del PP de Euskadi ha mostrado su disposición a colaborar con el Gobierno vasco tal y como ha hecho durante los dos primeros años de legislatura, en los que ha sido el socio preferente del Ejecutivo autonómico facilitando, por ejemplo, la aprobación de los Presupuestos de 2017 y 2018.

Pero para reeditar el pacto PNV-PP, ha insistido Alfonso Alonso, los nacionalistas deben virar el rumbo. «La oportunidad está ahí, no hemos cerrado la puerta y la pelota está en su tejado», ha garantizado pese a presentarse «decepcionado» con el partido jeltzale «una y otra vez».

 

Fotos

Vídeos