El PP advierte de que no será «el 'pagafantas' del PNV» con los Presupuestos

El consejero Azpiazu con la delegación del PP antes de la reunión de esta mañana. /Blanca Castillo
El consejero Azpiazu con la delegación del PP antes de la reunión de esta mañana. / Blanca Castillo

Los populares exigen una rebaja del IRPF en el inicio de las negociaciones sobre las Cuentas y reclaman al Gobierno que «aclare» si prefiere apoyarse en ellos o en Bildu porque «todo no se puede»

Octavio Igea
OCTAVIO IGEAVitoria

'Pagafantas' es el término de moda en la política vasca. Por si usted no lo sabe, es el título de una comedia que dirigió el donostiarra Borja Cobeaga hace una década en la que se ironiza sobre las concesiones que un joven llega a hacer para conseguir el amor de la mujer por la que ha perdido la cabeza. El pasado domingo, en una entrevista concedida a EL CORREO, Andoni Ortuzar aseguró que los nacionalistas no harán cualquier cosa por estar de lado del Pedro Sánchez, y hoy ha sido el PP el que ha vuelto a poner el mismo argumento sobre la mesa en el inicio de las negociaciones de los Presupuestos vascos con el Gobierno. Su apoyo no será gratuito. «No vamos a ser el 'pagafantas' del PNV», ha asegurado el popular Antón Damborenea tras el primer encuentro. Los conservadores han exigido al Gabinete Urkullu que rebaje el IRPF y negocie la reforma de la RGI si quiere que las conversaciones puedan prosperar a lo largo de los próximos meses. También que el Gobierno decida si quiere sentarse a hablar con el PP, con Bildu o con Podemos, porque, ha dicho Damborenea, «todo no se puede».

Pese a ser una primera toma de contacto -el Gobierno aún no tiene su proyecto de Cuentas para 2020, solo las directrices económicas sobre las que sustentará el nuevo Presupuesto-, el consejero de Hacienda Pedro Azpiazu se ha reunido durante hora y media con la delegación popular, compuesta por Damborenea y la también parlamentaria Laura Garrido. Tras la cita, el PP sigue «dispuesto a negociar», pero ha reclamado al Ejecutivo que aclare sus preferencias «y que diga lo que quiere». Se refiere Damborenea a que si la condición de los populares es una rebaja de impuestos la de Podemos y la izquierda abertzale podría ser un incremento impositivo. «No es normal que les dé igual hablar con uno y con el contrario», ha advertido el portavoz popular.

Hace meses que el PP exige al PNV que marque distancias con EH Bildu para recuperar la senda de acuerdos con los populares que permitió al Gobierno vasco aprobar los dos primeros Presupuestos de la legislatura. La premisa hasta ahora era que los jeltzales paralizaran la reforma del Estatuto que habían acordado con la izquierda abertzale, pero Damborenea no ha mencionado hoy esa posibilidad.

Aparte de que el Gobierno «diga lo que quiere» sobre los temas a debate que le va a plantear la oposición en las negociaciones, el PP ha subrayado sus tres preferencias: extender la reforma fiscal pactada en 2017 con el Ejecutivo -se redujo el impuesto de sociedades- al IRPF que pagan las rentas medias y bajas y ampliar las ayudas a la conciliación eliminando el tope de ingresos marcado a las familias. También que se consensúe la reforma de la RGI, ley cuya tramitación van a facilitar mañana los populares con su abstención en el Parlamento.

Más información