Cambios de guardia del mundo

Evzones, guardias presidenciales griegos, desiflan ante el Parlamento de Atenas. /Andreas Solaro (AFP)
Evzones, guardias presidenciales griegos, desiflan ante el Parlamento de Atenas. / Andreas Solaro (AFP)

Varios países ofrecen como atractivo turístico el relevo militar en lugares de interés

Javier Bragado
JAVIER BRAGADOMadrid

No suelen ser el motivo por el que desplazarse a un lugar para una escapada o unas vacaciones, pero aportan un componente más para acudir a ciertos destinos. Una vez que se está allí, merece la pena echar un vistazo a un cambio de guardia, un homenaje militar que tiene a sus particulares seguidores. A continuación se esbozan algunos de esos pequeños desfiles que pueden resultar llamativos.

Atenas

Parlamento de Atenas

Uno de los cambios de guardia más pintorescos se puede ver en Atenas. Lo llevan a cabo los evzones, quienes visten trajes tradicionales compuestos por la fustanela, una falda con 400 pliegues, uno por cada año que los otomanos ocuparon Grecia. El voluminoso uniforme se completa con un chaleco, medias, fez y zapatos con pompones.

Se puede ver desde la popular plaza Sintagma, aunque los turistas se pueden acercar hasta una distancia prudencial. Aquellos que no atienden a las advertencias se llevarán un susto si se acercan demasiado para hacerse una foto con los guardias. Al fin y al cabo son miembros de la Guardia Presidencial griega herederos de las tropas de élite que custodian el parlamento griego y la tumba del soldado desconocido. Cada hora se presentan al relevo y hacen maniobras ostentosas ante los agradecidos visitantes.

Londres

Palacio de Buckingham

El cambio de guardia más popular del planeta es el que se desarrolla en el Palacio de Buckingham. Guardias a caballo y guardias a pie acuden por la mañana a sus puestos de seguridad en el centro de Longres con sus características túnicas rojas y sus inconfundibles gorros de piel de oso. Se unen a la participación diferentes soldados que añaden la variedad procedente de las antiguas colonias británicas. El acompañamiento de una banda de música ofrece el punto divertido porque los prejuicios de los visitantes desaparecen al escuchar a los 'serios' soldados británicos entonar algunas canciones inesperadas.

Por razones de seguridad, el desfile tiene lugar temprano y en fechas bien señaladas para los turistas. Eso sí, podrán disfrutar de hasta 45 minutos de pequeñas maniobras en esta suerte de homenaje a la tradición británica.

Nassau

Casa del Gobernador

Fotografía facilitada por Bahamas Turismo.

Sí, en el Caribe también tienen su cambio de guardia. En las islas Bahamas presumen de tener uno de los relevos más curiosos. Tiene lugar frente a la casa del Gobernador en Nassau, la capital, y tiene lugar dos o tres veces a la semana. La influencia británica es evidente en los uniformes pero siempre hay un toque local que marca la diferencia.

A los soldados se une la banda de música real de las Bahamas que convierte el desfile en un espectáculo folclórico. El paraje también llama la atención: es la cima del monte Fitzwilliam, que domina la ciudad y ofrece una magnifica vista sobre Paradise Island.

Moscú

Tumba del Soldado Desconocido

En el Kremlim también es posible ver un cambio de guardia. En los los jardines de Alejandro, uno de los primeros parques públicos de Moscú, se encuentra la Tumba del Soldado Desconocido, un monumento dedicado a los soldados soviéticos caídos en la II Guerra Mundial.

Siempre hay miembros de la Guardia de Honor del regimiento Presidencial y eso significa que el invierno deben guardar su puesto a varios grados bajo cero (hasta 40º en los días más duros) Suelen ser turnos de tres horas para custodiar la llama eterna. Los soldados son escogidos entre los mejores del ejército y deben cumplir con unos requisitos físicos específicos.

Mónaco

Palacio del príncipe

El principado de Mónaco también tiene un cambio de guardia vistoso. Cada día a las 11.55 los Carabineros del Príncipe se relevan frente al palacio frente a uno de los lugares más lujosos del planeta. Ellos se han convertido en un atractivo turístico más para quien se desplaza a la localidad en la costa mediterránea.

La principal curiosidad es que su número es reducido por la propia demografía del país. Los miembros que desfilen proceden del poco más de un centenar de soldados destinados a la protección del príncipe.

Madrid

Palacio Real

La capital española se ha unido a la lista de relevos militares como atractivos turísticos. Si no hay eventos reales, el paraje en el centro de Madrid permite desfilar dos veces a la semana a los soldados de gala. La vestimenta empleada son los uniformes que el ejército español vestía en tiempos de Alfonso XIII.

Al caminar delante de la fachada se ofrece una estampa de gran belleza con el contraste entre el majestuoso palacio y el desfile militar. En días especiales se presume mayor vistosidad al pasear lanceros y alabarderos, compañías de fusiles, militares –hombres y mujeres– a cargo de piezas de artillería y carrillos de munición durante casi una hora para lo que se ha bautizado como Relevo Solemne.