Cimas y pinares de Pradoluengo

Rutas de montaña: Remendia (1.849 m.)

Rutas de montaña: Remendia (1.849 m.)

Remendía y la Cruz de Guirlando son dos cumbres de la Sierra de San Antonio en la divisoria de los ríos Urbión y Tirón

Iñigo Muñoyerro
IÑIGO MUÑOYERRO

Remendía y la Cruz de Guirlando son dos cimas destacadas de la Sierra de San Antonio, en el sector burgalés y más occidental de la Sierra de La Demanda. Se elevan cubiertas de pinos en la divisoria de los ríos Tiron (E) y Urbión (O).

Elegimos Pradoluengo, la antigua capital textil de La Demanda, como punto de incio para ascender a las alturas. Pasamos por la iglesia, el hotel Adela y el Teatro para llegar al final final de la villa y continuar por el barranco de los batanes. Se conoce así por las más de treinta fábricas que se concentraron en un tramo de unos dos kilómetros para aprovechar la fuerza hidráulica del caudal del arroyo Pradoluengo. Cesaron su actividad el siglo pasado. Apenas quedan media docena en pie; el resto son sólo muros arruinados o han desaparecido.

Aparcamiento junto a la depuradora donde termina el asfalto. La pista continúa hasta el rellano de La Pasada, cruce de pistas donde hay un refugio abierto (0h.12’). También confluyen allí los ríos Pradoluengo, que aguas arriba se llamaba Yguagúa, y el Acebal. Los letreros del PR (dch.) nos guían hacia el Nacedero y al Remendía por el collado de Celeicúa. También a la Cruz de Guirlando.

HITOS

Remendia:
1.849 m. UTM: 30T X.486168 Y.4679986
Cruz de Guirlando:
1.421 m. UTM: 30T X.484040 Y.4683073
Cómo llegar:
N-120, Santo Domingo de la Calzada-Belorado. Desvío a Pradoluengo
Cartografía:
Pradoluengo (20-11) (239) 1:50.000 del IGN.

INFORMACIÓN MIDE

Horario:
4h.55’ (2h.40’ Remendía; 3h.50’ Cruz de Guirlando).
Distancia:
18,4 km.
Desnivel positivo:
930 m.
Severidad del medio:
2
Dificultad orientación:
2
Dificultad del terreno:
2
Esfuerzo necesario:
4

Subimos por una pista ancha que se interna en los extensos pinares de repoblación que cubren este sector de La Demanda. Sotobosque de brezo, enebro y boj con algún acebo en las vaguadas. Primer cruce (0h.30’), al Nacedero se va por la izquierda. De frente se alcanza el cercano collado de Celeicúa (1h.05’). Nuevos letreros: fuente de Laberrugaña (1,4 km); Cruz de Guirlando y Remendía, que seguiremos tras desechar un atractivo cortafuegos que se abre de frente.

Tomamos una pista muy pendiente que sube por el pinar. Desnivel sostenido, sin vistas debido a lo cerrado del bosque. Gana altura con comodidad y tras una doble curva desemboca en un ancho cortafuego con un extenso panorama (2h.05’). Algún hito nos indica el camino. Sobran. Subimos de frente por terreno despejado y herboso, donde afloran el boj y el brezo y los pinos jóvenes han arraigado. También hay un tenue sendero.

Vamos remontando el cortafuego que continúa hasta el pinar que cubre la cumbre (2h.40’). El buzón del Bilibio y el Mirandés ocupa el centro de un calvero herboso. Cima importante por situación y altura, pero que decepciona por su total ausencia de vistas. En este alto se reúne el ganado en verano. También lo hacen los ciervos para protegerse. De frente, por el collado Aizola y el Mojón Alto, se puede llegar sin mucho esfuerzo hasta el Cabeza Aguílez (2.033 m.), techo de este sector de la sierra.

Volvemos a la base. Bien por pista o atajando por la arboleda, descendemos hasta el cruce de pistas de Celeicúa (3h.40’). Durante este trayecto es fácil tropezar con los venados.

La Cruz de Guirlando está cerca. Un cortafuego, otro de los numerosos que recorren La Demanda nos lleva hasta la cima (3h.50’). Dos cruces, ambas con buzón, señalan el punto más elevado de una cumbre herbosa, con buen panorama sobre los pinares y con el Trigaza (2.085 m.)al fondo.

Desde el Guirlando existe la opción de descender directamente a Pradoluengo. Nosotros volvemos al rellano de La Pasada por el cortafuego, amplio y pelado por el servicio de montes. Tras dejar atrás una caseta de cemento que ha sufrido la acción de los vándalos (4h.10’), vemos un sendero bien pisado (dch.) que baja por el pinar. Pendiente, surca el boj y cruza con otra pista forestal que por la derecha desciende hasta el rellano del refugio de La Pasada (4h.40’).

Retornamos por la pista al coche (4h.55’). Durante el trayecto, un letrero nos señala un batán del año 1839 que se alza a la orilla del río. Es uno de los más antiguos de Pradoluengo.

 

Fotos

Vídeos