Por los límites de Bilbao

Rutas de montaña: Parada (259 m.)

Rutas de montaña: Parada (259 m.)

Travesía entre Alonsotegi y La Peña por el cordal del Ganeta, que cierra la capital vizcaína por el sur y le otorga, junto a Artxanda, su conocido perfil de 'botxo'

Fernando J. Pérez
FERNANDO J. PÉREZ

El apelativo de 'El Botxo' para Bilbao es tan justificado como fácil de comprobar. Solo hay que mirar hacia arriba y comprobar cómo sus algo menos de 42 kilómetros cuadrados –es de duodécimo municipio más grande de Bizkaia– se encajonan entre los cordales de Artxanda (norte) y Ganeta (sur) y quedan vertebrados por el Nervión y su ría.

El Anillo Verde (GR-228) que circunvala el perímetro de la capital permite recorrer ambos macizos, aunque, salvo tramos puntuales, no lo hace por la misma divisoria. La propuesta de hoy se empeña en hacerlo por el macizo de Ganeta y pasando por su media docena de cotas registradas, discurriendo por el mismo cordal, que marca la muga bilbaína más meridional. empieza en Alonsotegi y se alarga durante algo más de diez kilómetros hasta Buia, donde muere cortado por la A-8.

HITOS

Parada:
259 m. UTM: 30T X.501827 Y.4787339
Aranzuri:
510 m. UTM: 30T X.502719 Y.4786537
Erreztaleku:
586 m. UTM: 30T X.503122 Y.4786465
Ganeta:
685 m. UTM: 30T X.504226 Y.4785428 Puntuable para los Cien Montes.
Pagasarri:
671 m. UTM: 30T X.504507 Y.4784968
Larrako:
474 m. UTM: 30T X.506028 Y.4784759
Cómo llegar:
Línea de FEVE (salida de Bilbao: estación La Concordia). Parada Alonsotegi: Irauregi.
Cartografía:
V

INFORMACIÓN MIDE

Horario:
3h.30' (1h.15' al Erreztaleku y 2h.00' al Pagasarri).
Distancia:
12,9 km.
Desnivel positivo:
840 m.
Severidad del medio:
1
Dificultad orientación:
2
Dificultad del terreno:
2
Esfuerzo necesario:
3

Al ser una travesía, viajamos hasta Alonsotegi en tren (FEVE). Desde la estación de Irauregi cruzamos el Cadagua y la antigua BI-626 para dirigirnos por la calle Errota hacia el barrio Azordoiaga , donde se encuentran las escuelas del pueblo. En su aparcamiento, bajo la autovía, cogemos a la izquierda un camino cerrado por una valla metálica que asciende. Dibuja un par de zigzags y acaba por alcanzar la divisoria a la altura del conducto de gas. No tenemos más que seguirlo.

Más arriba, a la altura de Zabalgarbi, Vemos a la derecha del camino una solitaria encina en un pequeño promontorio. A sus pies se encuentra el buzón y la placa que marcan la cumbre del Parada. De vuelta al camino el camino, la siguiente cota es el Aranzuri, también apenasu na loma que pasaría desapercibida si no estuviese una antena. Una placa gemela a la del Parada indica su punto exacto.

Enseguida llegamos a la bifurcación que recorre toda la vertiente norte del macizo hasta enlazar con la subida tradicional del Pagasarri a la altura del Gangoiti. Es, también, el punto donde confluimos con el GR-228. Desde aquí, una corta peros exigente cuesta nos deja en el Erreztaleku y su mirador (1h.15'). A partir de aquí el cordal se modula en sucesivos toboganes antes de afrontar la rampa final que lleva al Ganeta (1h.45'). Con sus 689 metros tiene el honor de ser el punto más alto de Bilbao, aunque las antenas que lo ocupan le quiten todo el glamour de tal condición. También es el único monte 'centenario' de la capital vizcaína

Bajamos por el cortafuegos hasta las campas del Pagasarri y en cinco minutos alcanzamos su cima (2h.00'), pedregosa y despejada, lo que permite unas vistas que pinos y antenas impiden en el Ganeta. Reanudamos la marcha. Una senda bien marcada recorre este abrupto tramo del cordal, pasa junto a la boca de una cueva y deja atrás el lapiaz para convertirse, al entrar en un pinar, en el camino por el que bajaremos hasta el amplio collado de Pastorekorta, donde confluyen media docena dep istas y caminos.

Justo enfrente está que re remonta hacia el Pastorekorta. Nosotros seguimos el que hay a su izquierda, para seguir inmediatamente otro desvío (izd.). A menos de 200 metros, dejamos el camino para coger una senda (dch.) que remonta hacia la peña que se alza ante nosotros. Es el Larrako. Su punto culminante (2h.20') no tiene otra referencia que un viejo poste de luz y una flecha pintada en una pequeña roca.

Hasta aquí hemos seguido la muga de Bilbao en todo momento, pero ahora la cantera nos impide hacerlo. Seguimos la senda, que desciende por la vertiente contraria (atención con suelo mojado) hasta la pista que lleva a Venta Alta. Conectamos aquí con el Anillo Verde de Bilbao, cuyas balizas rojas y blancas seguiremos hasta Buia y La Peña (3h.30'), donde damos por concluida la excursión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos