Los castillos de Arganzón

Rutas de montaña: Tuio (806 m.)

Rutas de montaña: Tuio (806 m.)

Ascensión a las cumbres que rodean el desfiladero entre Treviño y Álava, en su día pobladas de fortalezas por su estratégica situación

Fernando J. Pérez
FERNANDO J. PÉREZ

Afinales de la Alta Edad Media (s. IX), la península ibérica estaba prácticamente dominada por los árabes. Pero todavía les quedaba por conquistar los territorios de la actual Euskadi, repartidos entonces entre los reinos de Asturias, Navarra y Castilla. Una de sus muchas incursiones se produjo en el año 801 por las Conchas de Arganzón, en la batalla que lleva su nombre. El desfiladero entre los actuales Montes de Vitoria y sierra de Tuio fue el escenario de la emboscada en la que las tropas de varios señores encabezadas por el caudillo vascón Velasco hicieron retorceder al ejército musulmán al mando de un hermano del califa Alhakam, Mu'awiya. Los cronistas árabes cuentan que, tras perder a sus mejores oficiales, Mu'awiya logró regresar a duras penas a Córdoba, donde murió de tristeza meses después.

Un elemento fundamental para que las tropas locales se impusieran sobre el terreno en aquel lejano 801 fueron las fortalezas que salpicaban los cordales que angostan el desfiladero. Lástima que apenas queden vestigios de ellos, más allá de las ruinas de la Torre de los Moros y los nombres de los dos montes más cercanos a las Conchas de Arganzón: Castillo de Tuyo, en la sierra del mismo nombre, y Castillo Grande, en el extremo occidental de los Montes de Vitoria.

HITOS

Tuio:
806 m. UTM: 30T X.513324 Y.4738216 Puntuable para los Cien Montes.
Castillo Grande:
805 m. UTM: 30T X.515961 Y.4737746
Cómo llegar:
Desde Vitoria, A-1 dirección Madrid hasta la salida de La Puebla de Arganzón.
Cartografía:
MTN 138-I (Langraiz Oca), 1:25.000, del IGN.

INFORMACIÓN MIDE

Horario:
4h.45' (1h.15' al Tuyo y 3h30' al Castillo Grande).
Distancia:
18,3 km.
Desnivel positivo:
790 m.
Severidad del medio:
2
Dificultad orientación:
2
Dificultad del terreno:
2
Esfuerzo necesario:
3

La excursión de hoy visita la torre y ambas cimas y recorre sus escarpados cordales cubiertos de encinas y bojes en un terreno que invita a dejar volar la imaginación. Con salida en La Puebla de Arganzón, la marcha se puede acometer en una sola caminata o dividirla en dos.

Desde la iglesia de La Puebla, villa refundada con fuero en el siglo XII de la antigua Arganzón en el contexto de las luchas entre Castilla y Navarra, dejamos el núcleo amurallado cruzando el Zadorra por el puento romano en dirección a Tuyo. En este tramo es inevitable el asfalto. Dos kilómetros y medio de carretera hasta llegar al pueblo (0.30'). Lo cruzamos y justo antes de abandonarlo cogemos (dch.) una pista que lleva hasta la balsa Valmayor.

Allí se convierte en un amplio camino que bordea el agua, enfila hacia el cordal y llega a él a la altura del collado del Canto. Siguiendo la pista por la divisoria (dch.), enseguida llegamos a un alto. A la derecha, un senderito lleva a la cima (1h.15'), donde no queda ni rastro de la fortaleza más allá de un pequeño murete que sirve de resguardo si hace mal tiempo.

Volvemos a la pista y la seguimos hacia el Este (dch.). No tarda en abandonar la divisoria y dejarse caer hacia la vertiente meridional de la montaña, justo en un cruce. Es el momento de seguir (izd.) un camino –luego senda– que cruza una alambrada y sigue bajando pegado a los cortados hasta salir a otra pista que, esta sí, seguimos (dch.) ladera abajo hasta llegar a la parcelaria y, por ella, a la carretera.

De vuelta a La Puebla (2h.10'), caminamos por la vieja N-1 dirección Vitoria hasta un túnel que pasa bajo la A-1. Al otro lado, un cartel señala la dirección al castillo (izd.). El amplio camino rodea un loma pegado a la autovía y pronto empieza a ganar altura. Desechando un primer desvío con hitos, poco más arriba otro cartel invita a tomar un sendero (izd.) que remonta por el tupido encinar y lleva hasta la torre fortificada (3h.00').

Además de su papel fundamental en las luchas cristiano-musulmanas, también se utilizó para garantizar el cobro de peajes en la Edad Media, sobre ella construyó en el siglo XIV la familia Velasco una fortaleza con barbacana y foso, y fue reutilizada posteriormente como torre telegráfica de la línea que unía Madrid-Irún.

En 2011, una excavación arqueológica demostró la existencia de un poblado en la zona y de una segunda torre, cuya base rodeamos un poco más arriba siguiendo la senda del cordal camino del Castillo Grande. En esta cima sí que no hay vestigio alguno que justifique su nombre, hasta el punto que un simple hito señala su dudosa cumbre (3h.30'). Un vertiginoso descenso nos lleva al portillo La Tejera, donde, guiados por el Camino de Santiago (dch.), descendemos hacia el valle.

Seguiremos las fechas amarillas hasta desembocar en una pista, donde tomaremos dirección Oeste (dch.) para salir a la parcelaría. Allí, el camino lleva hasta el túnel bajo la A-1 (4h.20') para retornar a La Puebla por la ruta ya conocida.

 

Fotos

Vídeos