Balmaseda arde en la hoguera

Pasacalles por las calles engalanadas de la localidad encartada. /FERNANDO GÓMEZ
Pasacalles por las calles engalanadas de la localidad encartada. / FERNANDO GÓMEZ

La villa vizcaína celebra su gran mercado con animación callejera, gastronomía y artesanía en un marco único

ELENA SIERRA

A algunos lugares no les cuesta nada vestirse de medievales. Lo son. No es que sigan manteniendo las antiguas costumbres, nada que ver con eso, sino que la trama urbana y los edificios llevan a cualquiera que se de un paseo por ellos a otra época. Y que tienen todos los días en uso el escenario perfecto para organizar de vez en cuando citas medievales como la que este mismo fin de semana se apodera de Balmaseda. Se trata del mercado medieval, que cumple veinte ediciones y lo hace con alguna que otra novedad para que esas entre 85.000 y 100.000 personas que en el Ayuntamiento calculan que se acercan allí cada año vuelvan a sorprenderse.

Lo que no cambia es la alegría con la que los de Balmaseda se visten de época para que todo sea más realista. Aparte de los vecinos que tienen sus propios ropajes y se los ponen para el festejo, 420 se calzan el disfraz que les proporciona la organización para formar parte de la representación popular, que en esta ocasión es un estreno absoluto. En ediciones anteriores han podido verse elecciones de alcaldes, concesiones de tabernas o expulsiones de judíos, y esta vez los habitantes se estudian nuevos papeles para poner en pie una 'función' que cuenta cómo se las gastaba la Inquisición en el siglo XVII. Juicios, excomuniones, miedo y fe se mezclan nada más abrirse el mercado -tras el pregón de las 11.00 a cargo de Camaleón Teatro-, el sábado a las 12.00 en la plaza de San Severino.

Después, en este mismo emplazamiento, el programa promete todo lo necesario para no abandonar el medievo durante dos días; la música folk, las danzas árabes, las actuaciones de bufones, pordioseros, magos y brujas... Todo ininterrumpidamente hasta un poco más tarde de las 22.00 horas el sábado, que será el momento en el que los visitantes puedan disfrutar de otro de los actos novedosos del Mercado Medieval. Otras veces ha habido espectáculos pirotécninos, pero lo mejor de todo es que el de este sábado está especialmente diseñado para la celebración del aniversario. El domingo, la misma Companya del Foc 'quemará' el Ayuntamiento como fin de fiesta.

FERIA MEDIEVAL BALMASEDA

Cuándo
12 y 13 de mayo.
Web
mercadomedievalbalmaseda.com.

Un jinete exhibe su estandarte durante una pasada edición de la feria de Balmaseda.
Un jinete exhibe su estandarte durante una pasada edición de la feria de Balmaseda. / Gabriela Barnuevo

Espectáculos

Pero el sábado aun seguirá hasta bien entrada la noche; y eso ya es también otra nota de innovación, porque habitualmente los mercaderes y los clientes se retiraban a una hora más decente para volver a la carga al día siguiente, pero esta vez el horario se alarga para asistir a un concierto en la misma Plaza de San Severino, a partir de las 23.30. Habrá más música nocturna, como la actuación de la plaza San Juan a las 22.45. Un espacio en el que durante el día se podrá ver a las ocas cruzando bien enseñadas por sus pastores, acróbatas y druidas, y todo tipo de personajes, y donde se podrá comer y beber en el zoco árabe (kebabs, cuscús, falafes y pasteles, tés especiados, sin olvidarse de los pintxos, claro). En el Rincón de San Severino, las grandes protagonistas serán las aves rapaces, con exhibición de cetrería. El domingo abrirán también sus puertas los 200 puestos que componen el mercado instalado en las plazas San Severino y San Juan y las calles Correría, Pío Bermejillo, Martín Mendia y La Torre, mientras que una quincena de compañías animará el ambiente.

Transporte

Como Balmaseda se pone de bote en bote, lo mejor es recurrir al transporte público. FEVE (www.renfe.com) habilitará trenes especiales desde Bilbao a partir de las 7.45 horas y de regreso hasta las 23.35. Bizkaibus (946125 555) mantendrá sus horarios habituales con salidas desde Bilbao, Santurtzi y Lanestosa.

Pensando en las familias, se ha reorganizado la zona de juegos infantiles de La Torre, donde este año hay un campamento medieval en el que los críos podrán participar en combates, tirar con arco y aprender los modales de los caballeros y algunos oficios antiguos. Habrá espacio para las atracciones como el tiovivo, la noria y las barcas, aunque eso sí, elaboradas de forma artesanal y con engranajes que los propios chavales tendrán que poner en funcionamiento. En Balmaseda, este fin de semana, prometen que no habrá ni un minuto de descanso.

 

Fotos

Vídeos