El sueño comunica dos regiones distantes del cerebro infantil e involucradas en el control motor

El sueño comunica dos regiones distantes del cerebro infantil./
El sueño comunica dos regiones distantes del cerebro infantil.

Investigadores de la Universidad de Iowa demostraron por primera vez que el hipocampo oscila en fila con el núcleo rojo del tronco cerebral

EUROPA PRESSMADRID

Un equipo de investigadores de la Universidad de Iowa (UI), en Estados Unidos, ha descubierto un nuevo modo de comunicación entre dos regiones relativamente distantes del cerebro infantil y cuyo aspecto clave es el sueño, arrojando de esta manera algo de luz al todavía misterioso funcionamiento cerebral.

Cuando dos áreas del cerebro se comunican, sus ritmos a menudo se sincronizan y generan así un ritmo conocido como theta y que está más estrechamente asociado con el hipocampo, región en el cerebro anterior importante para la consolidación de recuerdos y la navegación, entre otras funciones.

En experimentos con crías de rata, los investigadores mostraron por primera vez que el hipocampo oscila en fila con el núcleo rojo, estructura del tronco cerebral que juega un papel importante en el control motor. Es importante destacar que el hipocampo y el núcleo rojo se sincronizan casi exclusivamente durante el sueño REM, a sabiendas también de que las ratas y las personas pasan la mayor parte de sus vidas tempranas en esa fase onírica (de movimientos oculares rápidos).

En los recién nacidos humanos, ocho horas diarias están ocupadas por el sueño REM; y, como los cerebros de las ratas y los humanos tienen la misma estructura básica, los investigadores de la UI creen que es probable que se produzca la misma comunicación entre las mismas regiones en los bebés humanos. También sospechan que las interrupciones de ese vínculo pueden contribuir a los problemas de control motor que a menudo acompañan a trastornos como el autismo y la esquizofrenia.

Entender la aparición temprana de problemas

"Nuestros hallazgos proporcionan una vía para entender la aparición temprana de problemas motores en los bebés humanos. Como hemos encontrado que la comunicación entre el hipocampo y el núcleo rojo se produce principalmente durante el sueño REM, interrumpir el sueño normal en la infancia temprana podría interferir con el fortalecimiento de los vínculos de comunicación entre el cerebro anterior y las estructuras del tronco encefálico", ha dicho Mark Blumberg, coautor del trabajo y profesor del Departamento de Psicología y Ciencias Cerebrales en la UI.

"Creemos que este trabajo abre nuevas puertas a una serie de preguntas importantes que han sido en gran medida pasadas por alto", ha añadido Blumberg. Carlos Del Rio-Bermúdez, investigador con una beca Fulbright que se unió al laboratorio de Blumberg para sus estudios de doctorado, dice que se sorprendió por los hallazgos de este trabajo, que se revelan en un artículo publicado en la revista Current Biology.

"Aunque se sabe mucho sobre el ritmo theta en el hipocampo y otras estructuras del cerebro anterior, nadie parece haber sospechado que podría estar involucrado en la comunicación entre el hipocampo y una estructura del tronco cerebral como el núcleo rojo", ha comentado Del Rio-Bermúdez.

Según Blumberg, este descubrimiento apoya la idea de que el sueño REM es importante para el desarrollo temprano del cerebro y que los ritmos del cerebro desempeñan un papel importante en este proceso. Los investigadores han señalado que el núcleo rojo de un bebé y otras estructuras similares contribuyen fuertemente al control motor en un momento en el desarrollo cuando otras estructuras cerebrales, incluyendo la corteza motora, todavía están en desarrollo.

 

Fotos

Vídeos