el veto al rey

El líder catalán Quim Torra sigue manteniendo el rechazo a Felipe VI

el veto al rey
Manuel Alcántara
MANUEL ALCÁNTARA

Estábamos contentos por el rescate de los niños tailandeses atrapados en la cueva, cuando llegan otras zozobras, que en realidad nunca se habían ido. El líder catalán Quim Torra sigue manteniendo el rechazo a Felipe VI. No le perdonan que recordara en su discurso que es responsabilidad de los legítimos poderes del Estado asegurar el orden constitucional. Parece que hacen falta muchas reuniones para llegar a un buen desacuerdo. Desde la caída del Ejecutivo de Mariano Rajoy, el Rey ha sido uno de los objetivos favoritos del independentismo mientras se siguen abriendo nuevas etapas de diálogo que nadie escucha porque entre el Ejecutivo y el autónomo se ha abierto una brecha con vista al abismo.

El regreso de Luis Enrique para resucitar La Roja puede ser una solución en el caso de que el problema no sea únicamente de los jugadores. Lo que de verdad reclama Torra es la autodeterminación y no engaña a nadie porque habla muy claro. Quiere poner de relieve el reconocimiento mutuo de los dos gobiernos y sigue insistiendo en que el discurso del Rey «hirió profundamente» el sentimiento de muchos catalanes. El empeño de Quim Torra es poner de relieve que se trata de una conversación entre iguales, aunque uno sea el presidente de todos los españoles y el otro de una parte de ellos.

Lo que parece cierto es que harán falta muchas reuniones más para llegar a un desacuerdo que se aproxime a la perfección del barullo completo, que no es la cuita nacional entre la izquierda y la derecha. Ninguno de los dos son verdad de izquierdas, lo que ocurre es que son zurdos de ambas manos. Es lo que más les conviene.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos