El vértigo de los máximos anuales

El vértigo de los máximos anuales
CRISTINA VALLEJO

El Ibex-35 estuvo todo el día en verde y por encima de los 9.100 puntos que conquistaba el pasado viernes. Las ganancias se apoyaban en los avances en las negociaciones comerciales entre China y Estados Unidos, conversaciones que continuarán esta semana; también en la posibilidad de que el Banco Central Europeo vuelva a estimular a la economía, según insinuó ayer el economista jefe del Banco Central Europeo, Peter Praet; y los datos del crecimiento del crédito en China, que han hecho que se reduzcan los temores sobre la desaceleración económica del gigante asiático.

Pero el Ibex-35 pareció arrugarse cuando se aproximó a los máximos anuales que marcaba el 25 de enero en los 9.185 puntos. Eso pareció cuando, de intentar atacarlos, se debilitó ligeramente, para terminar el día en los 9.155,5 puntos, lo que supone un avance del 0,35%.

En el selectivo, sólo nueve valores terminaron con pérdidas: entre ellos, IAG fue el peor, con un descenso del 2,14%. Los que más ganaron fueron Mediaset y Ence, con subidas de más de un 2%.

En el resto de Europa, comportamiento mixto. El Ftse 100 británico cerró con pérdidas, coincidiendo con la vuelta de tuerca que ha registrado su crisis política: el Partido Laborista se ha roto por desavenencias de siete diputados con su líder, Jeremy Corbyn, a propósito del Brexit y no sólo por éste. El Dax alemán apenas pudo cerrar en tablas ante la posibilidad de que EE.UU. suba los aranceles a las importaciones de automóviles, después de haberse finalizado el informe que pidió Donald Trump sobre este mercado. Los otros índices sí cerraron en verde, capitaneados por el Ftse Mib de Milán.

El euro, sin embargo, siguió débil. Pero el que seguía al alza y ya en máximos de tres meses era el petróleo.