De 'true detective' a 'you'

Una escena de la serie 'True detective'./TVE
Una escena de la serie 'True detective'. / TVE
Mikel Labastida
MIKEL LABASTIDA

He disfrutado de 'True Detective', de ese regreso en la tercera temporada a los elementos con los que la serie nos hizo disfrutar cuando se estrenó, en 2014. Me gusta ese homenaje que Pizzolatto vuelve a rendir al género policiaco, al modo en que nos introduce en un mundo oscuro y sórdido, a la disección de la masculinidad que tan bien se le da. Me ha interesado mucho su protagonista, el detective Hays, al que la memoria martiriza: primero por varios acontecimientos sin resolver y más tarde porque los recuerdos comienzan a desvanecerse. La he disfrutado, eso ya lo he dicho. Pero esto no quita para que de vez en cuando se me hiciese densa, que tuviera que escoger las franjas del día en que la veía para prestarle la atención que se merecía, que haya echado de menos ritmo y de más alguna explicación reiterada.

Por eso me he buscado un placer culpable con el que alternar su visionado, un título que me resultase más ligero, que me requiriese menor esfuerzo, que me distrajera y se me olvidara fácilmente. Y ahí ha estado 'You', dispuesto a prestarse para semejante labor. El nuevo asesino que sale de la factoría Netflix, que tiene mucho que agradecer al camino que ya abrió Dexter, es consciente de que sirve como mero entretenimiento sin más pretensión. Porque en realidad 'You' es mala, abusa de las trampas y cae en situaciones incongruentes cada dos por tres, pero engancha.

El espectador -o sea yo- es consciente de la escasa verosimilitud de lo que cuenta, pero le apetece continuar observando cómo ese psicópata, con apariencia de chico bueno, realiza todo tipo de tropelías para conquistar a la chica con la que se ha obsesionado. Y que no tiene problema alguno para quitar de en medio a quien sea necesario y para mentir a todos los que le rodean. Esta podría ser el clásico relato de 'chico conoce a chica', pero en lugar de teñirse de rosa, lo hace de rojo. Y de fondo deja un mensaje algo simplón sobre los peligros de la exposición en redes sociales. Pero 'You' no está para dar mensajes, está para propiciar divertimento del malo.