En máximos y casi en los 9.200

En máximos y casi en los 9.200
CRISTINA VALLEJO

El Ibex-35 superó por fin la barrera de los 9.185 puntos en que había marcado sus máximos anuales después de tres días intentándolo, pero no fue capaz de mantenerse sobre los 9.200 puntos que en algún momento llegó a sobrepasar. Cerró en los 9.191,2 puntos, lo que supone una revalorización del 0,11%. Fundamental para el indicador fue que Telefónica (como premio a sus resultados) e Iberdrola cerraran con ganancias de más de un 1%.

En el resto de Europa, comportamiento mixto: el Dax fue el mejor, con un avance discreto del 0,19%; el Cac 40 francés terminó en tablas, mientras que el Ftse 100 británico retrocedió un 0,85%.

En Wall Street, al cierre de las Bolsas europeas, dominaban los números rojos. Ello, tras la publicación de datos frustrantes: los indicadores de empleo fueron positivos, pero los pedidos de bienes duraderos crecieron menos de lo previsto; el índice de gestores de compras del sector industrial se situó por debajo de lo esperado, aunque compensó que el del sector servicios batiera expectativas; y el indicador de indicadores, que mide la situación general de la economía, decepcionó, al igual que las ventas de viviendas.

La agenda económica europea fue similar: la actividad industrial entró en terreno de contracción, tras caer por debajo de los 50 puntos; pero compensó que el del sector servicios superara expectativas.

Los inversores están muy pendientes de los datos económicos y de la información que dan sobre el ciclo. Y no gusta lo que dicen de las manufacturas. También están atentos a las conversaciones de la guerra comercial. Y del Brexit, que ayer volvió a dar malas noticias: parece que no hay avances y la probabilidad de una ruptura sin acuerdo aumenta. Esa preocupación de los inversores se debe a que los índices, desde mínimos de diciembre han progresado y necesitan una justificación que avale esa recuperación.

Temas

Ibex 35