Ejercicios

Ejercicios
Pedro Barea
PEDRO BAREA

Seis amigas de los años jóvenes se citan al cabo del tiempo para despedir a la soltera. Se reúnen en una casa de campo. Las seis con algún secreto. Confidencias, jarana de droga y alcohol, desahogos, más carne que mundo y demonio y una exclusividad femenina que haría incorrecto señalar la situación como un 'hablemos a calzón quitado', por machista. El toque de estilo metafórico es un panal en un rincón porque 'en el reino animal las abejas son seres que se comunican mejor… en danza'.

'El enjambre' de Kepa Errasti es un apunte costumbrista. Un ejercicio breve que esboza las seis peripecias en escena. En punta, con clímax insistentes, lenguaraz a veces, con un habla un poco a gritos que rescata la oralidad joven ('hablar nos va a venir ¡de lujo!'), para sacar humor de ese punto biográfico en que las amistades de toda la vida ya no contemporizan. El proyecto está en el marco de las 'Nuevas dramaturgias/ Antzerkigintza berriak', que impulsan el Arriaga, el Principal de Vitoria y el Victoria Eugenia. Decir 'nuevas' es aquí exagerado, salvo si se alude al calendario.

Son seis actrices con recorrido, en un marco desinhibido para un mensaje de naturalidad ante lo diverso, y en esa medida reivindicativo. Itziar Atienza, Sara Cozar, Getari Etxegarai, Aitziber Garmendia, Leire Ruiz y Naiara Arnedo solventan cada una su momento. En un rol más continuado Aitziber Garmendia, con dotes de un humor casi gimnástico, que el público reconoce. O Leire Ruiz y Getari Etxegarai, con transiciones que exigen los registros cómicos y dramáticos de la pieza. La dirección de Mireia Gabilondo empasta tantos aprietos vitales sin desarrollo a la vista y pasajes corales en un trabajo de oficio, quizá en un empeño menor, pero con la soltura del buen oficio.

Temas

Teatro