Dakota, Sofía y las otras

Dakota, Sofía y las otras
fotolia
Rosa Belmonte
ROSA BELMONTE

No sé si Dakota Tarraga participará al final en 'Supervivientes'. Si es así, las peleítas de Esther Palomera y Rocío Monasterio en 'El programa de Ana Rosa' van a parecer un minué. Dakota es uno de esos seres asilvestrados que veíamos en 'Hermano mayor'. Un demonio de Tasmania con efectos anticonceptivos para el espectador. La última vez, la disfrutamos en 'Cámbiame', donde enloqueció cuando le cortaron el pelo.

La televisión ha descubierto un nuevo bicho, pero todavía no lo ha explotado del todo. Sofía Rincón es la autora del vídeo 'Like a Vox'. El del rap. En 'La Sexta noche' presentaron a Sofía como alguien que estaba en contra del feminismo supremacista. En Twitter e Instagram ella se califica como «artista y dueña de Arturo». El sábado fue al plató con una camiseta donde se veía una bandera de España y a ella pisando a Arturo. Arriba se leía 'Fach fetish'. La dejaron hablar poco. Le parecía fascinante que se hablara de revolución. «¿Qué clase de revolución a lo largo de la historia ha sido secundada por el propio Gobierno?». O «Nos estáis diciendo qué tenemos que estudiar, en qué tenemos que trabajar, cómo tenemos que comportarnos, cómo tenemos que pensar. Desde Franco las mujeres no recibían tantas órdenes». Alguien perfecto para echar a las leonas. Pero qué deprimentes son todas esas mujeres zurrándose.

La llamaron de 'Todo es mentira' el lunes para hablar de una contramanifestación feminista. Y cuando Risto le da paso dice: «Lo que yo no entiendo es que para entender mejor este movimiento vayas a hablar conmigo. Yo ni siquiera fui a la marcha y me enteré por la directora del programa de que existía esa marcha». Risto se cabrea. «No empieces dándonos hostias... ¿Qué te pareció la marcha? Al menos dame tu opinión». Que qué opinión le iba a dar si no sabía ni lo que habían defendido. Risto se cabrea más y la despide. Pero, pero, pero… Primero, ¿para que va ella a hablar de lo que no sabe? (vale, está promocionándose). Segundo, Risto podría envainársela ya que se la habían colado en su propio programa. Ya sólo espero a Dakota. Es mi tope intelectual.