Este contenido es exclusivo para suscriptores

Todo el contenido de EL CORREO desde 4.95€ al mes. Disfruta sin límites

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Apostar por el empate

La demoscopia anuncia un escenario tan apurado que los partidos barajan la eventualidad de nuevas generales tras las locales y europeas de mayo

Apostar por el empate
Kepa Aulestia
KEPA AULESTIA

Los sondeos preelectorales dibujan un horizonte probable que, al margen de los errores en que puedan incurrir los estudios demoscópicos, condiciona más el comportamiento de partidos y candidatos que el de los votantes. A partir de los comicios generales de 2015 y 2016 -y en especial a partir de la moción de censura contra Mariano Rajoy- la gobernabilidad del país pasó a depender de cómo resulte la confrontación entre bloques, entre las tres formaciones de la derecha y el resto. La atención pública se centra en la suma de unos frente a la suma de los otros. Atendiendo a las encuestas disponibles hasta la fecha, lo más probable es que el escrutinio del 28 de abril dé lugar a un arco parlamentario tan igualado entre esos dos bloques que obligue a una nueva convocatoria electoral, o a la apertura de una legislatura tan inestable que resulte extremadamente breve.