Este contenido es exclusivo para suscriptores

Todo el contenido de EL CORREO desde 4.95€ al mes. Disfruta sin límites

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Albert Rivera en Euskadi

Solo un partido que no forma parte de una comunidad -ni aspira a ello- puede espetarle a esta que recibe más de lo que da y que no tiene derecho a eso porque hay otros que están peor

Pedro José Chacón
PEDRO JOSÉ CHACÓN

Si algo me recuerda la posición de Albert Rivera y Ciudadanos a propósito de la aprobación de la ley que acaba de actualizar el régimen de Concierto Económico y el Cupo es al liberalismo progresista en Euskadi. Una posición histórica complicada, difícil de explicar y más aún de sostener e incluso marcada en algún caso por la tragedia, como ocurrió por ejemplo con Gregorio Balparda, representante egregio de ese sector ideológico vasco. Lo que hay que descartar es que Ciudadanos, por su posicionamiento contra el Cupo -como se ha oído estos días-, sea de extrema derecha. ¿O es que además de asimilar erróneamente foralidad con nacionalismo vamos a convertir a este último en el fiel de la balanza para clasificar a los partidos de ámbito estatal?