Este contenido es exclusivo para suscriptores

Disfruta sin límites del periodismo cercano y de calidad de EL CORREO por solo 4,95€ al mes

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Suggar Daddy and The Cereal Killers, sudor en la pista de baile

La mañana del domingo, bajo el puente Euskalduna y gratis, estos siete milaneses se vestirán sus trajes para tocar ritmo y blues con intención festiva y coros abundantes. ¡Los muy profesionales darán 3 shows en menos de 24 horas!

Sugar Daddy (Simone Caputo), a la guitarra y con el traje diferente./
Sugar Daddy (Simone Caputo), a la guitarra y con el traje diferente.
Óscar Cubillo
ÓSCAR CUBILLO

Son italianos, facturan ritmo y blues negroide con influjo swing y por el carril boogie, y se les puede comparar por su apostura estética trajeada y su actitud rompecosturas con mini big bands retros del ramo, caso de la alemana Ray Collins Hot Club, la británica Ray Gelato Giants o las americanas Royal Crown Revue y RoadRunners.

Desde hoy jueves hasta este domingo andarán de gira española y darán cinco conciertos en sólo cuatro días: Madrid, Zaragoza, Valles Piloña, Bilbao y Logroño. Los tres últimos bolos los ofrecerán en menos de 24 horas: el sábado noche en el AMC Boca Negra asturiano, la mañana del domingo en la Nave 9 del Museo Marítimo de Bilbao (13 h, gratis, en una sesión 'Rabba rabba hey!', aquí al aire libre y bajo el puente Euskalduna), y la tarde del domingo en el Stereo de Logroño).

Por una vez, nos creemos la promoción y la fusilamos sin rubor para animar a los lectores a acudir a verles: «Sugar Daddy and The Cereal Killers son una locomotora de rhythm & blues que en sus conciertos no olvida el swing ni el boogie woogie. Ver a estos siete italianos en directo es transportarse a la Norte América de los años 40: elegancia sobre el escenario y gotas de sudor en la pista de baile».

Pose de los italianos imitando a las bandas negras americanas de los 40-50.
Pose de los italianos imitando a las bandas negras americanas de los 40-50.

Siempre bajo la sombra de las bandas afroamericanas, a los Cereal Killers, que pueden sonar tribales y romperse las manos dando palmas, les gusta hacer versiones de Muddy Waters, Little Richard, Ray Charles, Louis Prima, Louis Jordan, del '16 tons'... Presumen de haber dado más de 300 conciertos, no pocos de ellos festivaleros, y también han sido contratados para animar saraos de marcas comerciales como Giorgio Armani, Vanity Fair Italy o la Expo de Milán.

Y es que se juntaron en Milán en 2009. Su líder siempre ha sido Simone Caputo, alias Sugar Daddy, voz, guitarra solista y armónica. Pronto se juntó la sección rítmica compuesta por el baterista Francis Needham y el contrabajista Roberto 'Bob' Boldi, ambos con experiencia en la escena blues. Y con el tiempo se fueron sumando los tres vientos, Luigi Napolitano (saxo tenor), Roberto Dibitonto (saxo barítono) y Cosimo Pignataro (trompeta), más el pianista Alessio Pamovio, al que calificaban de virtuoso, aunque ya le ha sustituido John Bramley.

Sugar Daddy & The Cereal Killers tienen un disco publicado en 2016. Se titula 'Thirteen Days', está disponible también en vinilo y en la página web del grupo se describe como «una encantadora mezcla de rhythm and blues, swing y jive».