Este contenido es exclusivo para suscriptores

Disfruta sin límites del periodismo cercano y de calidad de EL CORREO por solo 4,95€ al mes

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Sonakay para todos

El grupo formado por músicos que reivindican sus orígenes vascos y gitanos cumple «un sueño» con la grabación de su primer disco

Sonakay para todos
AINHOA IGLESIAS

En su currículo figura una larga trayectoria artística en actuaciones populares y fiestas de todo el territorio, pero ha sido su paso por el programa de televisión 'Got Talent' lo que ha provocado que Jonatan Camacho 'Jony' (vocalista), David Escudero (primer guitarra), Ramón Vélez (segundo guitarra), José Luis Jiménez (bajo) y David Bernárdez (percusión) puedan convertir la música en algo más que una afición. Sonakay, el grupo de músicos que proclama sin complejos ser «muy gitano y muy vasco», ultima la grabación de su primer disco en AME Estudioak de Mutriku. «Un sueño» en siete canciones, la mitad en euskera. 'Jony', líder del quinteto, ofrece más detalles.

- 'Sonakay denontzat' está a punto de convertirse en una realidad

- ¡Sí! Aún nos cuesta creerlo. Un mes después de la final de 'Got Talent' ya estábamos grabando. Todo ha sido rapidísimo pero estamos muy contentos.

- ¿Cómo surgió la oportunidad?

- De la mano de Axular Arizmendi. Nos preguntó si teníamos intención de hacer un disco y le respondimos que sí, pero que aún no estábamos en disposición de poder materializarlo. No lo dudó. Nos ofreció su estudio y se convirtió en nuestro productor.

- Y el resultado se podrá escuchar en...

- En breve (risas). La idea es que el disco pueda estar listo para mediados de este mismo mes de julio.

- Habéis anunciado que estarán 'Txoria txori' y 'Denborarekin', dos de las canciones con las que habéis participado en 'Got Talent'. ¿Qué más se podrá escuchar en 'Sonakay Denontzat'?

- Efectivamente vamos a incluir canciones en euskera que hemos versionado, como 'Txoria txori' de Mikel Laboa, 'Loretxoa' de Benito Lertxundi, 'Lehenengo ikasgaia' de Urko, y 'Denborarekin', que es la versión en euskera de 'Avec le temps', de Leo Ferrer, que llevamos a las semifinales del concurso con una txalaparta y una 'bailaora'. Pero habrá también temas nuevos. Hemos tenido el gusto y el honor de trabajar con José de Pasaia, un poeta de Intxaurrondo que pone letra a 'Bailando'. Hay otras dos canciones, 'El tiempo' y 'Solo', compuestas por mí. En total, siete joyas con un sonido muy nuestro.

- Y con una sorpresa... ¿la podemos contar?

- César Brandon, ganador de 'Got Talent', recita en un fragmento del tema 'Solo'.

- ¿Hay gira de verano en perspectiva?

- Sí, los próximos meses van a ser intensos, con algunos hitos increíbles para nosotros. ¡Vamos a estar en el Artillero de la Semana Grande de San Sebastián! También tocaremos en el 'Framenco on fire' de Pamplona y hemos estado en la noche blanca de Bilbao. Syntorama es ahora nuestra empresa de 'management' y ellos se están encargando de cerrarnos la agenda y la promoción del disco. Un lujo. Solo hemos puesto una condición: que se respeten los acuerdos que ya habíamos cerrado. Tenemos muy presente a toda esa gente que confió en nosotros antes de salir en la tele.

- ¿Por ejemplo?

- Cuando no teníamos nada, el coordinador de fiestas de Galtzaraborda -el barrio de Errenteria en el que se crió- nos dejó su equipo de música para poder tocar. Gastropote de San Martín también estuvo ahí cuando nadie daba un duro por nosotros. Igual que nuestro amigo Rodrigo Martins, que nos ayudó muchísimo. Para ellos vamos a seguir tocando ahora y siempre. Eso no quita que estemos muy ilusionados con todo lo que viene. La verdad es que estamos viviendo un sueño.

- Hace apenas unos meses en una entrevista en este periódico ni siquiera os atrevíais a fantasear con la posibilidad de que la música dejara de ser un 'hobby'. Decíais que teníais que tener la cabeza fría, que la fama es efímera y que quizá nadie se acordaría ya de vosotros en agosto. ¿Qué ha cambiado?

- ¡Todo! Yo he tenido que dejar aparcado el tema laboral para dedicarme en cuerpo y alma a Sonakay. Soy de los que piensan que el tren solo pasa una vez y hay que subirse a él, aunque sea en marcha. Tuve que tomar una decisión. Me encantaría poder vivir de la música y nunca había estado tan cerca de poder lograrlo, así que voy a por ello. De todas formas somos cinco y no todos hemos seguido el mismo camino. Hay tres compañeros que están intentando compaginarlo todo. Yo es que no llegaba...

- ¿No será que agosto está a la vuelta de la esquina y habéis visto que la gente os sigue queriendo ver?

- (Risas). La verdad es que no sabemos cómo agradecer todo el cariño que estamos recibiendo. Nos sentimos profetas en nuestra tierra.