Este contenido es exclusivo para suscriptores

Disfruta sin límites del periodismo cercano y de calidad de EL CORREO por solo 4,95€ al mes

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Eli Paperboy Reed: «El objetivo de cualquier artista es llegar a más personas»

El fogoso soulman bostoniano va recuperando galones y crédito tras su fallido intento de llegar al gran público en la multinacional Warner. En los próximos días estrenará su nuevo disco, grabado a pachas con la neoyorquina High & Mighty Brass Band, en Santander, Bilbao y Vitoria

Eli chillando en julio de 2012 en la Sala BBK, en la serie Bilbao BBK Live Bereziak./Mikel M. Trespuentes
Eli chillando en julio de 2012 en la Sala BBK, en la serie Bilbao BBK Live Bereziak. / Mikel M. Trespuentes
ÓSCAR CUBILLO

El fulgurante soulman blanco Eli 'Paperboy' Reed (Boston, 14 de julio de 1983, o sea 34 años) aprendió el oficio del soul mamando de los discos de la colección de su padre, un crítico musical. Supo reproducir el estilo sureño de los legendarios sellos Stax y Hi con explosividad y cromado puestos al día, y daba bolos plenos de liderazgo, alaridos y amor por la tradición. Sin embargo, todos sus seguidores nos sentimos traicionados cuando lanzó el disco comercial y sintético 'Nights Like This' (2014). Considerábamos a Paperboy perdido para la causa, pero tal álbum fracasó comercialmente y el bostoniano treintañero ya ha retomado la senda correcta. Revivalista y retro, si se quiere decir así, pero al menos circula de nuevo por la vía auténtica.

Tras la para todos insatisfactoria experiencia en la multinacional Warner, Eli fichó por el sello independiente YepRoc y recuperó crédito con su disco 'My Way Home' (2016), de aristas góspel. Y el guitarrista, cantante y armonicista hoy vecino de Nueva York busca dar el campanazo con su novedad, 'Eli Paperboy Reed Meets High & Mighty Brass Band' (2018), álbum registrado en directo en el estudio, rebuscando entre sus propias canciones (sería un recopilatorio regrabado), añadiendo una versión de Beyoncé ('Love On Top') y un tema inédito (el primero de los once cortes: 'As I Live And Breath').

Lo ha grabado con la High & Mighty Brass Band de Brooklyn, con la que anteriormente ya había dado varios conciertos por Estados Unidos (Nueva York y Las Vegas). Ahora mismo se encuentran en plena gira española con varias fechas cercanas: este viernes 8 en Santander (Escenario Santander, 21 horas, 18 euros), y la semana que viene el jueves 14 en Bilbao (Kafe Antzokia, 21.30 horas, 18-23 euros) y el viernes 15 en Vitoria (Hell Dorado, 22 horas, 22-25 euros). Hace varios días, al principio de la gira, le pillamos en Valencia.

- ¿Dónde andas ahora?

- Acabamos de llegar esta noche a Valencia, después de un largo viaje desde Sevilla. ¡Afortunadamente hemos llegado a tiempo para comer una deliciosa paella! Amo mucho de este país. Me gusta la comida, la gente, la cultura… Es como mi casa… ¡lejos de casa! Además me encanta poder volver aquí para tocar ante grandes fans que aman mi música.

- ¿Dónde vives en Estados Unidos?

- Vivo en Brooklyn, Nueva York. En un apartamento con mi esposa y mi hija de 20 meses, Stella.

- ¿Qué te gusta hacer aparte de tocar música?

- Me encanta cocinar y andar en bicicleta por Brooklyn, y me encanta jugar con mi hija, leerle cuentos y verla crecer. También soy un gran coleccionista de discos, así que compro muchos singles de 45 rpm, y pincho góspel los domingos que no estoy de gira en unas sesiones nocturnas.

- ¿Cómo conservas tu energía y entusiasmo para tocar casi todas las noches por todo el mundo?

- Esta pregunta es muy difícil. Por supuesto, intervienen un montón de factores, como la adrenalina. Cuando viajo bebo una tonelada de agua, lo cual me mantiene saludable. Sencillamente intento mantener una actitud positiva y tomármelo día a día, concierto a concierto. El café también ayuda mucho.

- Hum... ¿Has actuado en Asia? En China, Japón...

- He tocado en Japón dos veces y les encantó absolutamente. Ya tengo ganas de volver. Japón es increíble. Me encantaría ir a tocar por el resto de Asia y ver cómo responden.

«En el Azkena Rock el soporte del micro se balanceó hacia delante y me astilló un diente»

- ¿Y alguna vez has actuado en África?

- Desafortunadamente, no. ¡Aunque me encantaría hacer eso también!

- Ahora gira por España con una brass band, una banda de metales. ¿Esta sección de viento va a cambiar tu sonido? ¿Va a ser más funk, más Nueva Orleans...?

- ¡Tendrás que verlo! Los arreglos de brass band para mis canciones son super cool y el show es increíblemente grandilocuente y poderoso. Es realmente divertido.

Eli y sus nuevos amigos de la brass band, también vecinos de Brooklyn, durante una actuación.
Eli y sus nuevos amigos de la brass band, también vecinos de Brooklyn, durante una actuación. / E. C.

- Hace una década, cuando te convertiste en muy popular en España, viéndote en un concierto en el Azkena Rock Festival de 2009, un profesional de la industria de la música juzgó que eres demasiado perfecto. ¿Crees que la perfección existe en la música?

- ¡Ja, ja, ja…! ¡Sé a ciencia cierta que ese show no fue perfecto! En ese concierto el soporte de micrófono se balanceó hacia adelante y me astilló un diente frontal.

- Vaya…

- Pero no sé lo que significa la perfección en la música. Todo radica en la mente del oyente. Para mí, algunas canciones que me parecen perfectas tienen melodías desafinadas a la guitarra y están grabadas con una calidad tan baja que otras personas serían incapaces de escucharlas.

- Hablemos sobre tu álbum 'Nights Like This' (2014), el que lanzaste en Warner. Un álbum muy comercial con sonido sintético. Lo odié la primera vez que lo escuché, y es que en el fondo soy un purista. Aunque sufrí menos y me gustaron partes de él en audiciones posteriores al primer shock. ¿Por qué firmaste con Warner? ¿Cumpliste tus objetivos?

- Desafortunadamente, esta pregunta requiere una respuesta mucho más larga de lo que el tiempo nos permite. La respuesta corta sería no, no alcancé mis objetivos con ese álbum. Lo cual no significa que no esté orgulloso de él o que no me alegre de haberlo lanzado. Quiero dejar claro que nadie me pidió que hiciera un disco así, ni mi sello, ni mi manager, ni nadie.

- Ajá.

- El objetivo de cualquier artista, intérprete o ejecutante es llegar a más personas. Me arriesgué y, lamentablemente, ese riesgo no obtuvo su contrapartida, al menos en ciertos aspectos. Pero todavía sigo aquí, haciendo música y tocando para la gente, o sea que debo estar haciendo algo bien.

«A juzgar los por los primeros cuatro que hemos dado, los conciertos de la gira española van a ser fantásticos»

- Claro que sí. ¿Tus seguidores cambiaron con este álbum en Warner? ¿Con él llegaste a ser un músico más popular, un artista más mainstream o transversal?

- La enorme burocracia de una multinacional como Warner Brothers evitó que ese álbum ni siquiera tuviera un lanzamiento adecuado. Como te he dicho antes, la respuesta debería ser mucho más extensa y con diversas ramificaciones. Aunque, de nuevo, la respuesta es básicamente no.

- ¿Cómo serán tus conciertos en esta gira española? ¡15 shows en un mes!

- ¡A juzgar por los primeros cuatro que ya hemos dado, van a ser fantásticos!

- ¿Dónde eres más popular, en Europa o en Estados Unidos?

- Definitivamente soy más popular en Europa. Mis mercados más importantes son España, Francia, los Países Bajos y el Reino Unido. Vengo aquí y toco mucho más a menudo de lo que toco en casa.

- ¿Cómo compones tu música? ¿Tocando la guitarra, imaginando tambores y secciones de viento, pensando en James Brown, Otis Redding o Sam Cooke...?

- La mayoría de las veces únicamente con guitarra acústica, mi voz y un bloc de papel. No intento conscientemente imitar a nadie, pero obviamente las influencias entran furtivamente por allí. ¡Así es como se hace la música!

- Y la última: ¿El soul sigue estando de moda o ya con la muerte de estrellas contemporáneas como Amy Winehouse y de profesionales con suerte como Sharon Jones o Charles Bradley, este estilo es ya un poco menos popular?

- Opino que es sorprendente que todavía continúe presente. La música soul no desaparece y ahora hay bandas con músicos diez años más jóvenes que yo empezando a tocarla. Pienso que veremos más bandas de soul y discos de soul en los próximos años y que su influencia en la música pop moderna seguirá siendo de gran alcance.