Este contenido es exclusivo para suscriptores

Disfruta sin límites del periodismo cercano y de calidad de EL CORREO por solo 4,95€ al mes

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Gorillaz, ahora más que nunca

La banda ficticia defendió su inminente nuevo disco, 'The Now Now', en un Boiler Room desde Tokio

Gorillaz, ahora más que nunca
J. MIKEL FONSECA

Les encanta jugar con su audiencia, y siempre salen ganando. Gorillaz -la banda intangible creada por Damon Albarn y Jamie Hewlett en un momento de delirio mientras veían la MTV en su piso compartido- presentó el pasado domingo su próximo álbum, 'The Now Now', en un poderoso directo desde Tokio, cortesía de Boiler Room. Defendieron los temas con la soltura que acostumbran: una big band capitaneada por Albarn en actitud chulesca (lo de cantar con las manos en los bolsillos como quién no quiere la cosa ya es marca de la casa) y unos audiovisuales de primer nivel en el fondo.

'The Now Now' supone el sexto album de Murdoc, Russel, 2-D y Noodle -los componentes ficticios de la banda- y llega exactamente un año y dos meses después del anterior, 'Humanz'. Claro que este fue publicado tras casi 5 años sin saber absolutamente nada de ellos, ya que Albarn estaba muy ocupado con la gira de reunión de su anterior grupo, Blur, nuevo álbum ('The Magic Whip') incluido. El anterior elepé fue 'The Fall', que el frontman había grabado en solitario con su iPad durante la gira del ya mítico 'Plastic Beach'. Un álbum conceptual y vanguardista que narraba la destrucción de los ficticios estudios Kong, donde la también ficticia banda tenía establecido su cuartel general desde el que planeaban conquistar el mundo, hasta que fue atacado por piratas… si parece que da para un película dirigida por Terry Gilliam pasado de ácido es por que es así: por un momento, el veterano Monty Python estuvo a punto de dirigir un filme sobre los Gorillaz, pero el proyecto se quedó en un documental -Bananaz- y una cantidad ingente y aparentemente inconexa de información entre entrevistas, directos y videoclips, para deleite de la audiencia.

Y es que a los 'monoz' les encanta este tira y afloja con su audiencia y aparentemente, sus fans no se cansan. Si para presentar 'Plastic Beach' la banda simuló un asalto a la emisora de radio NME y 'Humanz' vino precedido por un 'Book of' por cada miembro de la banda, este 'The Now Now', que saldrá a la venta mañana, llega tras bombardear a sus seguidores con nuevos temas durante los conciertos. Ya advirtió Albarn en Q Magazine que se encontraba en un momento «muy creativo debido a la espontaneidad de la gira» y que no estaba dispuesto a dejar pasar mucho tiempo hasta el siguiente disco. Y entonces, de repente, empiezan a sonar temas inéditos durante sus últimos bolos de 2017. En medio de un concierto en Chile, anuncian por Twitter una colaboración con Snoop Dogg. Para finales del pasado mayo, el nuevo disco ya tenía nombre, y cada jueves de este mes de junio han ido publicando una nueva canción en YouTube.

Para acabar de marear a sus seguidores, el primero de los temas publicados en la red social de vídeos, 'Humility' (grabado junto al jazzman George Benson) presenta a uno de los miembros de la banda, Murdoc, bastante distinto a lo que acostumbra Hewlett con sus lápices. No tardaron en confirmar que se trataba de un nuevo miembro, ya que el original se encontraba detenido por desorden publico. Pero ojo, que no es un cualquiera: se trata de Ace, villano de la serie de animación Las Supernenas, que ha dejado de lado el crimen para volcarse en el mundo del espectáculo. Si, ha leído bien. Este periodista desconoce la medicación y la dosis que toma la gente detrás de Gorillaz, pero intuye que debe de ser potente.

Ace, por supuesto, estuvo 'presente' en el directo desde Tokio. Lo cierto es que los dibujos animados no acapararon demasiado en el tema audiovisual; en vez de eso, optaron por visualizaciones caleidoscópicas muy coloridas, aderezadas con mensajes irónico-reivindicativos («Big Brother Is Watching You-Tube», «No more Unicorns Anymore»). La banda defendió los temas nuevos, uno a uno sin parar, como ya hicieran hace 14 años con su segundo álbum, 'Demon Days'. Ni rastro de ninguna canción de sus discos anteriores. En cuanto al estilo, la electrónica, si bien sigue muy presente, cede protagonismo a lo acústico y en los ritmos predomina un rollo funk muy efectista. Pese a tratarse de un Boiler Room, que se caracterizan por grabarse desde primerísimos planos fijos, la actuación tuvo un formato más cercano a la de los conciertos 'normales', con cambios de ángulo, barridos, fundidos… claro que los Gorillaz distan mucho de ser normales: el concierto terminó con una imagen de Murdoc, ya exbajista, detrás de unas rejas.

El directo se repitió en bucle durante 24 horas en la web y ha desaparecido desde el martes, aunque aún pueden encontrarse algunas grabaciones 'piratas' de los temas por la red. Mañana 'The Now Now' verá la luz, y en tan solo un par de semanas, los asistentes al Bilbao BBK Live de este año podrán disfrutarlos también en directo, tanto con los oídos como con los ojos.