Protegidos en la jungla de la red

Dos jóvenes donostiarras crean una plataforma 'online' que evita el fraude en el proceso de compra venta de artículos por internet

Silvia Romero y Alberto Aznar, creadores de la aplicación Beseif./E. C.
Silvia Romero y Alberto Aznar, creadores de la aplicación Beseif. / E. C.
LETICIA SÁNCHEZ-SERRANO

Comprar por internet hace tiempo que dejó de ser algo que solo hacían unos pocos adelantados. Hoy en día, uno puede hacer la compra, pagar un recibo, adquirir un artículo de primera o segunda mano sin salir de casa y además no es necesario que el vendedor viva cerca de ti. Solo hay que elegir lo que queremos, introducir nuestros datos, un número de cuenta y darle al ok. Pero este proceso es tan sencillo como arriesgado. Y es que en esta jungla anónima que es la red podemos llegar a ser víctimas de los estafadores.

A mediados de este año se daba a conocer que el número de ciberdelitos en Euskadi había aumentado un 10% en 2016 respecto al año anterior. Al parecer, y así lo señaló la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia. «Somos excesivamente confiados a la hora de dar datos en internet o al comprar sin mirar que la transacción sea segura», afirmó.

Confiado o no, algo parecido le ocurrió a Alberto Aznar, un joven donostiarra que junto a su socia Silvia Romero, convirtió una mala experiencia en negocio y terminó creando Beseif, una plataforma que trata de eliminar el fraude en las operaciones de compraventa de artículos entre particulares. «En 2015 sufrí un timo en una compra por internet en un conocido portal de anuncios, que declinó cualquier tipo de responsabilidad y para mi asombro, aun habiendo denunciado el caso en la Oficina del Consumidor, no conseguí que nadie me devolviera mi dinero», explica Alberto Aznar. Esta mala experiencia le llevó a construir esta plataforma 'online' que se ocupa de todo en el proceso de compraventa a distancia entre particulares: protege el dinero del comprador en un depósito bancario y se encarga de la recogida, envío y devolución, si fuera necesario.

Hasta el momento, señalan, no existía en el mercado ningún sistema que hubiese evitado tal estafa, «solo existían métodos que venían del 'ecommerce' tradicional y no funcionaban bien en la economía colaborativa», así que crearon Beseif con el objetivo de proteger al comprador y al vendedor al mismo tiempo.

Este es quizá uno de los secretos de su éxito ya que, aunque no han sido los únicos que se han dado cuenta de que había hueco de mercado en este sector, «todos ellos se centran sobre todo en aportar seguridad al comprador, dejando al vendedor desprotegido en muchas situaciones. Nuestra principal ventaja es que consideramos la seguridad del vendedor igual de importante que la del comprador».

Verificar el producto

Para ello han creado, lo que denominan Servicio de Verificación de Producto, gestionado con la compañía de transportes ASM. Este sistema consiste en que el comprador al recibir el paquete abre el envío delante del mensajero para confirmar que todo está correcto, «de este modo, además de ser una comodidad extra para el comprador ya que puede devolverlo al instante si no es lo que esperaba, supone una mayor seguridad para el vendedor».

Es probable que otro de sus secretos sea la facilidad de su uso. Y es que, como explican, el usuario puede seguir comprando y vendiendo en sus portales de anuncios favoritos sin problema, solo que ahora, «utilizarán Beseif para gestionar la compraventa».