Este contenido es exclusivo para suscriptores

Disfruta sin límites del periodismo cercano y de calidad de EL CORREO por solo 4,95€ al mes

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

'Normandía al desnudo', Francia en pelotas

El protagonista de la taquillera 'Intocable', François Cluzet, protagoniza esta tierna fábula sobre la idealización del mundo rural

Escena de 'Normandía al desnudo' (2018)./
Escena de 'Normandía al desnudo' (2018).
Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

'Normandía al desnudo' adapta a la idiosincrasia francesa la fórmula de comedia reivindicativa que tantas veces ha formulado el cine inglés: si hablamos de trabajadores que se manifiestan desnudos, inevitablemente viene a la cabeza 'Full Monty'.

François Cluzet, el inolvidable protagonista de 'Intocable', da vida al alcalde de un pueblecito normando que agoniza en la nueva economía global, con sus agricultores y ganadores endeudados hasta las cejas mientras el precio de la carne no para de bajar. Cortar carreteras ya no les asegura unos minutos en las noticias, así que aprovecharán la estancia en el villorrio de un caprichoso artista estadounidense (Toby Jones), que a la manera de Spencer Tunick fotografía paisajes con gente en pelotas.

Lo que viene después de la propuesta del regidor resulta previsible. No todos los vecinos están de acuerdo en desnudarse ante la cámara de un extraño, norteamericano para más inri. Como en todos los pueblos, las rencillas entre ellos se remontan al principio de los tiempos.

Philippe le Guay firma un agradable entretenimiento contado a modo de fábula desde la óptica de una niña, cuyos padres cambiaron París por la campiña.

Los ácidos apuntes a cuenta de la idealización del mundo rural por parte de los urbanitas se encuentran entre lo mejor del filme. «Los agricultores son una plaga, deberíamos prohibirles vivir en el campo», espeta el parisino que cambió la polución de la ciudad por la alergia al polen.