Este contenido es exclusivo para suscriptores

Disfruta sin límites del periodismo cercano y de calidad de EL CORREO por solo 4,95€ al mes

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

El final de 'The Americans', otra joya que no encontró su hueco en la audiencia

'Rectify', 'Oz' o 'Hannibal' lideran los ranking de las mejores series de la historia a pesar de sus ínfimos datos de audiencia

Keri Russell y Matthew Rhys son los protagonistas de 'The Americans' (2013-2018)./
Keri Russell y Matthew Rhys son los protagonistas de 'The Americans' (2013-2018).
Eduardo Paneque
EDUARDO PANEQUE

De la escasez a la sobreabundancia. De las interminables esperas semanales al 'binge-watching'. Del regusto tras un buen capítulo a lo efímero, al constante reemplazo seriéfilo. De la aplicación de la ley de Say que indica que la oferta crea demanda a ¿la demanda crea la oferta? La respuesta a esta última no es unívocamente 'Sí'. ¡Hay esperanza! Lo demuestran series como 'The Americans', que nos han dado grandes momentos durante seis temporadas, la desasosegante 'Legion', recientemente renovada por una tercera temporada, o la posibilidad de acudir al catálogo de algunas plataformas y echar mano de 'Rectify', 'Oz', 'Hannibal' o 'Life's too short' reviviéndolas como si se tratase de nuestra primera vez.

Es imposible -salvo que seas 'Breaking Bad'- mantener la puntuación sobresaliente en todos y cada uno de tus 100 episodios. Y aún a punto de conseguirlo, 'The Americans' bajó la guardia en su quinta temporada augurando un cierre en falso. Pero llegaron los nuevos -y últimos- capítulos con salto temporal de tres años en la vida de los Jennings (Keri Russell, Mathew Rhys y Holly Taylor), y nos abofetearon con una intensidad emocional que casi nos deja sin aliento. Tenso, complicado, ansioso... simplemente brillante. Un punto y final de altura para esta historia sobre espías de la KGB que desarrollan su labor en los Estados Unidos de Ronald Reagan, en plena Guerra Fría.

No ha sido una ficción de audiencias millonarias ni numerosas ventas internacionales. Incluso, y a pesar de encabezar los rankings de la crítica, tampoco se ha hecho hueco en la galas de premios, a excepción de la actriz Margo Marindale quien ha sumado dos Emmy en la categoría de estrella invitada.

Mads Mikkelsen ('Hannibal'), Kirk Acevedo y José Ramón Rosario ('Oz') y Aden Young (Rectify).

Eso sí, 'The Americans' no tiene la exclusividad. Con pocos meses de diferencia se estrenó 'Rectify' (2013-2016) una de las obras maestras recientes que han pasado de puntillas entre los espectadores. Su creador, Ray McKinnon, dijo de ella que «el mundo actual no se detiene a observar suficientemente la humanidad en los demás» en respuesta (indirecta) a la premisa de partida: ¿Cómo se enfrenta un exconvicto a la reinserción social tras 19 años en el corredor de la muerte y sin que se haya aclarado si cometió o no el delito de asesinato que le llevó entre rejas? En 'Rectify' los personajes evolucionan al tiempo que lo hacen nuestros puestos de vista, una de esas series donde los silencios son más importantes que las palabras.

Para cuando este show concluía, otro sí estrictamente carcelario conmemoraba los 20 años de estreno. Fastos justificados, no tanto por su audiencias millonarias -que no las tuvo- sino porque 'Oz' aupó el famoso eslogan de HBO: «It is not TV. It's HBO». Fue el primer drama de una hora de duración, previo a las aclamadas 'Los Soprano' o 'The Wire'.

'Oz' nos trasladó a una unidad correccio/experimental de la Penitenciaría Oswald, Emerald City, donde aplicaban diversas técnicas de rehabilitación. Su creador, Tom Fontana, recordaba recientemente: «Mis amigos me preguntaban por qué quería desarrollar este proyecto para HBO si era un canal de películas que nadie ve. Les respondía que así podría hacer lo que quiero hacer». ¡Visionarios!

La culpa no es del cable, la emisión a través de una network tampoco es garantía de éxito. Para muestra, 'Hannibal'. Ni el sello cinematográfico, ni el marketing ni tener detrás a la NBC pudieron detener la fuga de espectadores. Bien es cierto que la serie iba sobrada de calidad, casi tanta como Bryan Fuller de autoestima visto que su siguiente proyecto, 'American Gods' recorre el mismo camino. Ahora está desarrollando una nueva versión de las 'Crónicas vampíricas' de Anne Rice. Al tiempo.

En emisión

La popularidad de 'Shameless' sube y baja según las temporadas (en septiembre llegará la novena). Si uno se dejase guiar (erróneamente) por las redes sociales concluiría que la disfuncional familia de los Gallagher tienen fans para aburrir. Y quizá no sean millones pero están muy bien avenidos. Cruda y desenfadada, 'Shameless' sigue fiel a sus orígenes con su tempo a medio camino entre la comedia negra y dramática.

Dan Steven es el protagonista de 'Legion' (2017-2018).
Dan Steven es el protagonista de 'Legion' (2017-2018).

Por contra, los de 'Legion', recién emitido el final de su segunda temporada y ya con la tercera confirmada, son bastante más silenciosos. A ritmo de videoclip, y mientras sigue sumando capítulos memorables, la trama profundiza en la vida de David Haller (Dan Stevens), personaje de los cómics de X-Men. Noah Hawley ('Fargo') firma una de las producciones más atrevidas, desconcertantes e intelectuales que se pueden encontrar a día de hoy en la televisión.

Claro que, por mucho que engordemos la lista de calificativos y elogios y los coloquemos uno detrás de otros, no callaríamos su grito desesesperado, ese que dice: «Se buscan espectadores».

Temas

Hbo